Un pleno con prisas hasta para los 'propios'

Pleno Ayuntamiento (Foto:F.Rivas)

El alcalde le pide brevedad a uno de sus concejales mientras respondía a una pregunta de los vecinos de Tejares. Y uno de ellos le devuelve la pelota: "hay ganas de terminar cuanto antes".

Quizás fuera el hecho de que era un pleno sin muchos puntos. O que se verán de nuevo antes de que acabe el año. O que el alcalde tenía dos actos esta misma mañana. O que no es del agrado del equipo de Gobierno que los concejales se extiendan en las preguntas (responderlas es otro cantar) y, por lo que se ve, tampoco en las respuestas. Pero esta mañana las prisas han estado presentes en todo el pleno. Prisas para ventilar una cita que parecía más incómoda de lo que aparentaba el exiguo orden del día.

 

Las prisas se hicieron patentes en el turno de preguntas autorizado para dos vecinos de Tejares. Tras la primera intervención, el concejal Arroita se dispone a contestar las varias cuestiones planteadas. Y mediada su respuesta, el alcalde interrumpe la intervención y le pide mayor brevedad ante la sorpresa de propios, menos dados a sufrir las estrecheces de tiempo, y extraños (acostumbrados a las recomendaciones de brevedad). Muchos concejales del equipo de Gobierno no pudieron ocultar su sorpresa.

 

La cuestión no quedó ahí porque el segundo vecino de Tejares en intervenir le devolvió la pelota y, al final de su turno, y cuando la tensión crecía por el tono de las acusaciones en torno a las multas por intentar arreglar la pesquera, el orador vecinal aceleró el paso argumentando "hay ganas de terminar cuanto antes". La intervención terminó de encender los ánimos y volaron las acusaciones de prevaricación, la petición formal del alcalde para que el vecino se retractara de sus palabras y un amago de rectificación que quedó en el aire...