Un pederasta, a juicio por incumplir la orden de alejamiento de menores

Juzgados de Colón. El imputado acudió presuntamente a un colegio y se hizo pasar por un ojeador del Real Madrid en busca de niños para entrenarlos
e. g.

Un hombre, A. G. L., que en el año 2005 fue condenado por la Audiencia Provincial a dos años de prisión por abusar de un menor vuelve hoy al banquillo de los acusados de la Sala de lo Penal Dos por incumplir presuntamente una orden de alejamiento de menores (una medida que aceptó para evitar ir a prisión) y que según el escrito de la Fiscalía ha incumplido.

Los hechos por los cuales A. G. L., será juzgado hoy ocurrieron en julio de 2008, cuando el imputado fue arrestado por la Policía Nacional tras recibir una denuncia interpuesta por las madres de dos menores de 10 y 12 años que denunciaban que había intentado abusar de ellos.

Según sus declaraciones, el acusado se hizo pasar, en algunas ocasiones, por un ojeador del Real Madrid y en otras, por el padre del jugador José María Gutiérrez, paraacercarse a los menores. Según el escrito de la Fiscalía, el encausado llegó a conversar con los menores y con sus progenitores, a los que les dijo que sus hijos tenían condiciones para formar parte de la cantera del Real Madrid. Además, les pidió presuntamente permiso para entrenarlos y para llevarlos a un partido del Fútbol Club Barcelona contra el Real Madrid. El imputado llegó incluso a realizar presuntamente alguna prueba de selección “descartando a los gordos, gitanos y los que tuvieran gafas”. La Fiscalía solicita una multa de 12 euros diarios durante 24 meses (8.640 euros) por un delito de quebrantamiento de las medidas impuestas. Mientras, la defensa alega que el imputado se encontró en el centro porque iba a visitar a unos sobrinos, pero que no llegó a hablar con los menores.