¿Un paseo por la magia de Las Arribes del Duero en Salamanca?

Molino tradicional en el parque Natural Arribes del Duero en Villarino de los Aires.

El objetivo del parque es la observación de la naturaleza y la fauna típica: águila real, buitres, ánades, cigüeña negra... El Pozo Airón en Pereña de la Ribera, La Puente en Cabeza del Caballo, la Cascada del Pinero en Masueco o la Peña de La Peña son alguno de estos lugares mágicos que ofrece la zona.

REPORTAJE

 

 

 

¿Quién quiere desconectar de Salamanca capital?

 

La provincia de Salamanca ofrece una gran variedad de paisajes desde la Sierra de Béjar pasando por el parque natural de Arribes del Duero.

 

¿Qué municipios forman parte del parque natural en Salamanca?

 

24 municipios de la provincia de Salamanca pertenecen a este gran espacio de conservación: Ahigal de las Aceiteros, Aldeadávila de la Ribera, Almendra, Barruecopardo, Bermellar, La Bouza, Cabeza del Caballo, Cerezal de Peñahorcada, La Fregueneda, Hinojosa de Duero, Lumbrales, Masueco, Mieza, La Peña, Pereña de la Ribera, Puerto Seguro, Saldeana, San Felices de los Gallegos, Saucelle, Sobradillo, Trabanca, Villarino de los Aires, Vilvestre y la Zarza de Pumareda.

 

¿Qué municipios forman parte del parque natural en Zamora?

 

El parque natural también se extiende a lo largo y ancho de la provincia de Zamora. En este caso 13 municipios forman parte de la reserva naural: Argañín, Fariza, Fermoselle, Fonfría, Gamones, Moral de Sayago, Moralina, Pino del Oro, Torregamones, Villadepera, Villar del Buey y Villardiegua de la Ribera.

 

Tanto en una como en otra provincia, los diferentes municipios se dejan descubrir por el visitante decidido e intrépido. El Pozo Airón en Pereña de la Ribera, La Puente en Cabeza del Caballo, los Chozos de los pastores, los molinos en las diferentes riberas, La Peña de La Peña o la Cascada del Pinero en Masueco son algunos lugares naturales que el visitante puede explorar si dispone de un coche, ya que los servicios de transporte público en la zona no son muy buenos debido a la despoblación. 

 

 

Las localidades suelen estar conectadas con Salamanca a través de Vitigudino. Pero no hay conexiones frecuentes entre ellas para llegar fácil a los diferentes lugares. Por lo tanto, el coche es un bien necesarios a la hora de explorar estos parajes naturales tan mágicos que ofrecen las provincias de Salamanca y Zamora. 

 

El parque natural también tiene su lado portugués (parque natural Arribes do Douro Internacional). La zona portuguesa cumple con las mismas características que la Española. Los bancales para el cultivo son aprecibles en ambos lados de río Duero. Las fotografías que se pueden hacer en la zona son de premio de cara a un buen concurso fotográfico. 

 

Uno de los ríos más característicos de España se despide del país en Castilla y León: el Duero. Los visitantes podrán conocer la España profunda alejada de la costa, de las playas, de las aglomeraciones y las grandes discotecas veraniegas de Gandía o LLoret de Mar. Naturaleza, pueblos, ganadería y agricultura van de la mano en todos los municipios que forman parte del Parque natural de Arribes del Duero en Salamanca. 

 

Este lugar para la conservación de la biosfera solo tiene 'una pega' importante: la despoblación. Los habitantes de los diferentes municipios pertenecientes a este fantástico lugar no tienen muchas posibilidades de encontrar un trabajo en los municipios más allá de la agricultura o ganadería y suelen emigrar a la ciudad de Salamanca o a otras partes de España. A la despoblación se une el envejecimiento de la población. La medía edad de las localidades se situa, en muchos casos, mucho más allá de la edad de jubilación y las defunciones se suceden cada día en los diferentes municipios quedando cada vez más despoblados. 

 

 

Los habitantes de estos municipos son tranquilos, amables y dispuestos de cara al turísta, aunque, en algunas ocasiones, puedan mostrarse desconfiados debido al aislamiento que produce la despoblación. Son personas de 'zacho', sudor, tierra firme y embutidos. Los pastores fueron comunes en la zona, sus piernas recorrieron la mayoría de parajes para el cuidado del rebaño. Ahora, los coches son las piernas de los ganaderos a la hora de ir con el ganado de un lado para otro. 

 

Desde el pueblo de Vitigudino se quiere crear un centro de información turística general que ayude al desarrollo de la zona. El alcalde de la localidad, German Vicente, quiere apostar por la importancia ecológica de la zona del parque natural. 

 

El río Duero ofrece unas vistas espectaculares de la zona. El Picón de Felipe en Aldeadávila de la Ribera invita a los visitantes a volar junto con las diferentes rapaces a través de los cañones del Duero. Hay varios miradores en los pueblos de la zona desde donde se puede contemplar el Duero y Portugal.