Un paseo en bici para conocer la provincia de Salamanca

Foto: E. P.

Los aficionados al ciclismo pueden disfrutar de numerosas rutas para descubrir parajes como los campos de cereal en La Armuña, los bosques de encinas en La dehesa o las montañas más rocosas de sus distintas sierras.

La provincia de Salamanca ofrece a los aficionados al ciclismo numerosas rutas para descubrir parajes naturales tan diferentes como los campos de cereal en La Armuña, los bosques de encinas en La dehesa o las montañas más rocosas de sus distintas sierras.

 

Más allá del asfalto, que invita a recorrer puertos como La Covatilla o la subida a Candelario, los senderos salmantinos cobran protagonismo cada fin de semana para los amantes del BTT o de las bicicletas 'mountain bike'.

 

Dentro de posibles rutas, muchas de ellas colgadas en la red por los propios aficionados, hay propuestas para principiantes pero también para los más diestros de las dos ruedas, por ejemplo los caminos que dan acceso al Pico Cervero o los que te sumergen en las profundidades de Las Batuecas.

 

A estos itinerarios se suman los ya marcados desde hace años por ayuntamientos y entidades. En este apartado se encuentran las más de 50 sendas del oeste salmantino, en las Arribes del Duero, promocionadas en páginas oficiales como www.salamancaemocion.es.

 

Ahora, la Diputación de Salamanca ha respaldado la puesta en marcha de otras nueve rutas BTT integradas en el proyecto 'Entresierras', que se distribuyen en seis municipios de las Sierras de Béjar y de Francia.

 

En total, en este caso con un coste total de 42.499 euros, los responsables han diseñado 182 kilómetros de rutas para bicicletas de montaña, que discurren por los términos municipales de Cristóbal, Valdefuentes de Sangusín, Fuenterroble de Salvatierra, Los Santos, San Esteban de la Sierra y Santibáñez de la Sierra.

 

El objetivo, según ha reconocido la Diputación Provincial de Salamanca, es "abrir nuevas vías de desarrollo para los municipios de la provincia, basadas en el turismo activo y el deporte".

 

DIFERENTES DIFICULTADES

 

Las rutas propuestas en el proyecto 'Entresierras' incluyen longitudes que van desde los seis kilómetros a los 58 kilómetros del camino más largo y además se catalogan por su nivel de dificultad mediante tres colores.

 

Los ciclistas pueden elegir entre una verde (de dificultad baja), cuatro azules (dificultad media) y cuatro rojas (dificultad alta), para que así puedan disfrutar todo tipo de personas, desde los aficionados más veteranos hasta los que se inician en este deporte, y sin límite de edad.

 

Además, se ha llevado a cabo la renovación de las antiguas escuelas de Cristóbal, para convertirlas en el centro de referencia y punto de encuentro de las rutas BTT. Allí, los usuarios pueden ducharse, dormir, lavar las bicicletas o arreglarlas, ya que disponen de una caja de herramientas para pequeñas reparaciones.