Un partido de fútbol termina con 73 muertos en Egipto

La federación de fútbol egipcia ha anunciado la suspensión "indefinida" de la liga
Al menos 73 personas han muerto después de que seguidores de dos equipos de fútbol se enfrentasen al término de un partido en la ciudad egipcia de Port Said, en el noreste del país, según un nuevo balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad a la televisión estatal.

La trifulca comenzó al término de un partido entre los equipos Al Masry, de El Cairo, y Al Ahly que terminó con el resultado de 3-1 favorable a los primeros. Los seguidores del Al Masry invadieron el campo y corrieron tras los jugadores del equipo visitante, lo que derivó en un enfrentamiento entre las dos hinchadas.

El viceministro de Sanidad egipcio, Hesham Sheiha, ha explicado a la televisión que la mayoría de los heridos presentan contusiones y cortes. Sheiha ha calificado de "desafortunado" el incidente.

El recién elegido Parlamento celebrará este jueves una sesión extraordinaria para discutir la violencia desatada, que amenaza con tensar más aún la delicada situación social y política por la que atraviesa el país norteafricano.

Suspendida la Liga
Los incidentes se habrían extendido a un estadio de El Cairo donde se estaba jugando un partido entre los equipos Zamalek e Ismaili. La televisión egipcia ha mostrado imágenes de partes del estadio en llamas tras la decisión del árbitro de cancelar del encuentro al término de la primera mitad.

Ante la sucesión de acontecimientos, la federación de fútbol egipcia ha anunciado la suspensión "indefinida" de la liga.