Un padre y su hijo de 13 años fallecen al volcar en la A-50

Tragedia en el segundo día de la Operación Especial Primero de Agosto en Salamanca con el accidente más grave del año en la provincia. El vuelco de un coche, tras salirse de la vía en una curva en la autovía A-50 a la altura de Pelabravo, provocó ayer el fallecimiento de un padre y de su hijo de 13 años y causó dos heridos.
E. S. C. / S.G. P. / M. P.

El siniestro se registró a las 20.15 horas en el kilómetro 92,350 en dirección Salamanca. Según la Guardia Civil, tras atravesar un tramo ligeramente curvo, el coche marca Citröen ZX, volcó y dio varias vueltas de campana, provocando la muerte de J.J.G, un varón de 42 años que viajaba de copiloto, y de su hijo C.J.A., de 13 años, que iba en el asiento trasero. La conductora del coche, M.Z.A.Z., de 49 años, resultó herida leve y fue evacuada al Hospital Clínico de Salamanca, mientras que la cuarta ocupante, S.J.A., de siete años, sufrió heridas graves y fue trasladada al mismo hospital.

Al lugar de los hechos se desplazaron cinco patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, una dotación de bomberos del parque de Villares de la Reina, que tuvo que excarcelar a una víctima atrapada, tres ambulancias del servicio médico de urgencias 112 y un equipo sanitario del centro médico de Santa Marta de Tormes.

Este accidente mortal rompió trágicamente la normalidad que vivieron ayer la carreteras de la provincia, que no registraron retenciones, a pesar de acoger a un mayor número de vehículos que a lo largo del fin de semana –el operativo especial finaliza mañana, lunes– llegarán a los 106.000 desplazamientos, sobre todo en las autovías que cruzan la provincia (A-50, A-62 y A-66).

En la segunda jornada de la operación salida la circulación fue más intensa entre las 8.00 y las 22.00 horas, mientras que para hoy domingo la Subdelegación del Gobierno prevé más tráfico desde las 15.00 hasta las 22.00 horas.

La normalidad general que se registró ayer en Salamanca se hizo extensible al resto de provincias de la Comunidad y sólo en León y Burgos se registraron pequeñas retenciones. En el caso de la provincia leonesa a causa de bancos de niebla a su paso por Busdongo de Arbas y en Burgos por obras en Fuentespina y Lerma. Seis personas, incluidas las de Salamanca, han muerto en otros tantos accidentes de circulación mortales ocurridos entre las 15.00 horas del viernes, cuando comenzó la Operación Salida de agosto, y las 20.00 de ayer, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Ayer fallecieron tres de las víctimas y otras cuatro personas resultaron heridas graves, si bien a última hora del día había prácticamente normalidad en las principales vías. La web de la DGT informaba de problemas en ambos sentidos de la N-240 en Lérida capital, por accidente. Otro siniestro mantenía cortada la C-17 hacia el norte en La Garriga (Barcelona).