Un nuevo incendio forestal pone en peligro el parque natural de Las Batuecas

Cepeda. La rápida actuación de los efectivos permitió sofocar las llamas cerca de una hora más tarde de originarse el fuego, que calcinó dos hectáreas
E. G.

De nuevo, las llamas vuelven a poner en peligro un parque natural. A primeros de agosto, un fuego afectó al parque natural de Las Arribes del Duero. A finales del mismo mes, el incendio estuvo cerca de afectar a otro de los parques naturales de la provincia.

Las llamas comenzaron, por causas que se desconocen, en una ladera del municipio de Cepeda, a pocos kilómetros del municipio de Madroñal, en el parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, según informaron desde la Consejería de Medio Ambiente.

Hasta el lugar se trasladaron tres agentes de medio ambiente, cuatro helicópteros con base en Elbarco de Ávila, El Maíllo y Pinofranqueado, en Extremadura, que colaboró con dos helicópteros, así como un avión anfibio, tres autobombas, tres cuadrillas de tierra, la Guardia Civil, una dotación de los Bomberos de la Diputación y una brigada de investigación de incendios forestales.

La rápida actuación de los efectivos permitió que el incendio estuviera controlado en menos de una hora, en torno a las 13.36 horas, evitando que las llamas se propagaran por el parque natural, una zona especialmente peligrosa por la abundante vegetación.

Según el último parte facilitado por la Consejería de Medio ambiente, las llamas calcinaron una superficie de dos hectáreas de matorral.

Además, en este incendio forestal, el nivel focal no superó el cero, lo que significa que no hubo amenaza para los habitantes de los pueblos más próximos.

Hasta el momento, el incendio más grave registrado en la provincia en lo que va de verano se produjo a finales del mes de julio. Un total de 1.057,6 hectáreas de monte bajo, matorral, superficie agrícola y pasto quedaron calcinadas en los términos de Pereña de la Ribera, Cabeza de Framontanos y Villarino de los Aires, en un incendio provocado que se iniciaba de madrugada en esta última localidad, concretamente a la 1.15 horas. El incendio se reavivó en varias ocasiones, llegando a declararse el nivel 2 del Placal ya que el fuego se mantuvo vivo en dos frentes, dificultando aún más las labores de extinción.

Debido a la amplia superficie calcinada, la localidad de Villarino de los Aires solicitó que la declarasen zona catastrófica, ya que las llamas causaron daños a los agricultores y ganaderos.