Un nombramiento más eleva a 200.000 euros el coste de los puestos 'a dedo' a disposición de Javier Iglesias

Francisco Albarrán

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, nombra a una coordinadora de presidencia, cuarta persona de la que dispone y que se suma a una jefa de gabinete y dos asesoras. El coste de este personal para las arcas públicas ronda los 200.000 euros/año.

Los puestos que el presidente de la Diputación de Salamanca designa 'a dedo' para asistirle en su tarea tendrán un coste de unos 200.000 euros/anuales para las arcas públicas tras haber incorporado Javier Iglesias a una cuarta persona, en este caso, en el puesto de coordinador de presidencia, un cargo que cobra como un funcionario Nivel A. El nombramiento, que apareció en el tablón electrónico de edictos de la institución el pasado viernes, se hizo el día 29 de julio, más de un mes después del resto de nombramientos del personal eventual adscrito a la presidencia. 

 

La decisión eleva el número de personas que trabajan para el presidente hasta las cuatro. Según el reglamento orgánico de la Diputación, a la Presidencia de la Diputación y órganos de Gobierno se pueden adscribir hasta seis funcionarios de empleo: un Jefe de Gabinete, dos asesores y tres coordinadores. Los primeros nombramientos, los de jefe de gabinete y dos asesores, fueron hechos el pasado día 29 de junio, días después de la toma de posesión, junto con los de coordinadores de los diferentes grupos políticos y las dedicaciones exclusivas de los diputados. Iglesias ha confiado de nuevo en el equipo que ha tenido hasta ahora, con Eva Vicente Sutil de jefa de gabinete y Pilar Sánchez y Juana González como asesoras.

 

Entonces no se ocupó ningún puesto de asesor de presidencia, cosa que se ha hecho ahora con el nombramiento de la periodista Yasmina Recio para el cargo. Sobre el papel, Iglesias dispone de dos puestos más para nombrar personalmente si llega el caso. Hace cuatro años, Iglesias decidió dejar vacantes varios puestos de asesores y coordinadores que correspondían al grupo popular.

 

Con esta decisión, el coste del personal designado para asistir al presidente de la Diputación se eleva sustancialmente. La institución se hace cargo de los sueldos y cotizaciones de estos trabajadores eventuales, remuneraciones que están establecidas por reglamento y equiparadas a las de algunos funcionarios públicos. Concretamente, se igualan con las retribuciones de un funcionario del Grupo A, nivel de complemento de destino 24, codigo 6, para el Jefe de Gabinete; las que corresponda a un funcionario del Grupo A nivel de complemento de destino 22. codigo 11, para los Coordinadores y, las que corresponda a un funcionario del Grupo B nivel de complemento de destino 24, codigo 6, para los Asesores.

 

Eso supone que, consultados los datos de la RPT de la Diputación de Salamanca, los cuatro miembros del equipo más directo de Javier Iglesias, designados por el propio presidente, tendrán un coste para el erario provincial de unos 200.000 euros/año sumados los sueldos y las cotizaciones.