Un niño de poco más de un año muere al caer de las gradas de una plaza de toros portátil en Jumilla

Al parecer el menor estaba en las rodillas de su padre y se precipitó cuando el progenitor se sobresaltó como consecuencia de la cogida de un toro a un novillero.
Un niño de poco más de un año falleció ayer al caer desde el hueco existente entre las butacas de la grada de una plaza de toros portátil instalada en Jumilla (Murcia).

Al parecer el menor estaba en las rodillas de su padre y se precipitó cuando el progenitor se sobresaltó como consecuencia de la cogida de un toro a un novillero.

Según informaron a Europa Press fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, el pequeño fue a parar al suelo de la grada y posteriormente se precipitó entre las butacas, cayendo desde una altura de tres metros, lo que le ocasionó un traumatismo craneoencefálico severo.

El suceso tuvo lugar sobre las 19.00 horas, cuando el Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' recibió una llamada alertando de la caída.

El menor fue atendido por el personal de una ambulancia del Ayuntamiento de Jumilla presente en el lugar, que solicitó la presencia de una ambulancia medicalizada dadas las heridas que presentaba el menor.

Al lugar acudió una Unidad Médica de Emergencias (UME), cuyos facultativos trataron de reanimar al niño durante 45 minutos, aunque finalmente tuvieron que certificar su muerte.