Un niño de ocho años, tercer muerto en accidente en 2011

Tragedia. Falleció en el hospital por las lesiones sufridas en el siniestro del día 1 en Cantagallo. La Rad. Un hombre grave y otro leve tras una colisión
e. s. c. / l. i.

El niño de ocho años que resultó herido muy grave en un accidente ocurrido el día 1 en la A-66 a la altura de Cantagallo falleció ayer en el hospital al no superar las graves lesiones sufridas, por lo que se convirtió así en la tercera víctima mortal de las carreteras salmantinas en lo que va de año. El funeral se celebrará hoy en la iglesia bejarana del Pilar y San José, en Monte Mario, Los Pinos. Acto seguido se trasladarán los restos a la localidad cacereña de Montehermoso, en la que reside la madre del menor y de donde regresaba el niño con sus abuelos en el momento del accidente. Los dos adultos continúan recuperándose de las heridas sufridas al salirse de la vía el vehículo en el que viajaban. La muerte del pequeño se une a la de un motorista de 38 años que falleció el día 1 en Villares de la Reina y a la de un hombre de 80 años que pereció anteayer en la A-50 a la altura de Peñaranda.

La mala racha en las carreteras salmantinas durante 2011 continuó ayer con otro siniestro, en esta ocasión en la N-620 a la altura de La Rad. Como consecuencia, un hombre resultó herido grave y otro de carácter leve tras el choque entre dos vehículos ocurrido a las 16.30 horas, según informaron fuentes de la Guardia Civil de Tráfico y el Servicio de Emergencias 112.

El siniestro se produjo en el kilómetro 251,047 de la N-620 al chocar frontolateralmente un Alfa Romeo 156, conducido por J. G. R., de 69 años, que resultó herido leve, y un Jaguar S-Type, pilotado por M. Z. S., 61 años, que sufrió heridas graves.

A causa de este impacto, el Jaguar se salió de la vía y su conductor quedó atrapado en el interior del vehículo, por lo que tuvo que ser excarcelado por los Bomberos de la Diputación. La víctima más grave fue trasladada en una UVI móvil hasta el Hospital Virgen de la Vega, mientras que el hombre que sufrió heridas leves fue conducido en una ambulancia de soporte vital básico hasta el Clínico.