Un niño de ocho años, muy grave tras un accidente en Cantagallo

La tragedia ha acompañado al inicio de 2011 en las carreteras salmantinas. Al accidente que costó la vida en la madrugada del jueves al viernes a un hombre de 38 años en Villares de la Reina se unieron ayer otros dos siniestros, ambos en la A-66 a su paso por Cantagallo y Mozárbez, respectivamente.
E. S. C. / L. I.

El más grave de ellos se registró minutos antes de las 15.50 horas, en el kilómetro 417 de la A-66, a la altura de Cantagallo, en dirección a Salamanca y dejó herido muy grave a un niño de ocho años y a sus dos abuelos, un varón de 62 años (F. G. M.) y una mujer de 59 (M.C.G.D.). Todos viajaban en el coche en el que regresaban a Béjar desde Cáceres, donde habían pasado la Nochevieja con la madre del menor. Al cierre de esta edición, el pequeño permanecía en estado crítico.

El vehículo en el que viajaban se salió de la vía por motivos que se investigan cayó desde una pasarela a la calzada, según informan fuentes del Servicio Castilla y León 112, que recibió una llamada sobre las 15.50 horas en la que se alertaba del siniestro y de la presencia de tres heridos, entre ellos un niño que se encontraba inconsciente, y que era necesaria la presencia de bomberos porque comenzó a arder el motor.

Tras avisar a la Guardia Civil, a los Bomberos de la Diputación de Salamanca y a Emergencias Sanitarias (Sacyl), se desplazó una UVI móvil, un helicóptero medicalizado y una ambulancia de soporte vital básico.

En el lugar, los facultativos de Sacyl atendieron al niño de ocho años, que fue evacuado en UVI móvil al Hospital Clínico y a los dos adultos, que fueron trasladados posteriormente al Hospital Virgen de la Vega, el hombre en helicóptero medicalizado y la mujer en ambulancia de soporte vital básico.

El segundo accidente grave registrado en las carreteras salmantinas tuvo lugar también en la A-66, en esta ocasión en el kilómetro 350, a la altura del término municipal de Mozárbez en dirección a Salamanca, donde una colisión entre dos turismos dejó dos mujeres heridas, una de ellas atrapada dentro de su vehículo, aunque finalmente no necesitó ser excarcelada por los Bomberos y pudo salir de su coche por sus propios medios.

Tras recibir la llamada alertando del siniestro a las 18.37 horas, el Servicio de Emergencias 112 dio aviso a la Guardia Civil, a los Bomberos de Villares de la Reina y a Emergencias Sanitarias Sacyl, que desplazaron una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico.

En el lugar, los facultativos de Sacyl atendieron dos mujeres de 34 y 35 años que fueron trasladadas posteriormente al Complejo Asistencial de Salamanca.

Las dos víctimas son M.J.T.S., de 34 años, que fue trasladada en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de Salamanca, edificio Clínico Universitario, y M. Y. C. V., de 35 años, que fue conducida en UVI móvil al Complejo Asistencial de Salamanca, edificio Virgen de la Vega.