Un niño de 10 años salva su vida y la de su abuelo con sordera en el incendio de su casa en la localidad salmantina de Alameda de Gardón

Imagen de archivo

El suceso se produjo este 24 de noviembre a las 04.00 horas cuando el niño comenzó a oler a humo y alertó a su abuelo del incendio en su casa aunque le costó que entendiera lo que sucedía por no contar con los audífonos. Estaban los dos solos en la vivienda.

La provincia de Salamanca ha vivido uno de esos sucesos que dejan una sonrisa en la boca al poder haber finalizado en tragedia. Y es que un niño de diez años ha salvado su vida y la de su abuelo de 80 que padece sordera, al percatarse de un fuerte olor a humo en su vivienda.

 

El suceso tuvo lugar este 24 de noviembre en torno a las 04.00 horas en la localidad salmantina de Alameda de Gardón (comarca de Ciudad Rodrigo, a 115 km. de Salamanca), cuando el niño de 10 años se percató de un fuerte olor a humo. Entonces, y según los Bomberos de Ciudad Rodrigo, acudió a la habitación de su abuelo (padece sordera) para alertarle de lo sucedido y abandonar la vivienda con rapidez.

 

No en vano, este hecho se demoró más de lo previsto en el tiempo proque el anciano, de unos 80 años de edad, no contaba con los audífonos y no entendía bien a su nieto de diez, pero éste logró explicarse para evitar males mayores pese a que la vivienda quedó casi calcinada por completo.

 

Hasta el lugar de los hechos acudieron tres dotaciones con siste bomberos, que estuvieron extinguiendo el incendio casi total de la vivienda durante más de tres horas y media hasta que dieron por finalizadas las llamas.

 

Por fortuna, no hubo que lamentar daños personales por este fuefo de la vivienda en la que solo se encontraban el niño de diez años y su abuelo.