Un juego de niños para España

España amarra el pase para semifinales en un trámite ante Tahití con Villa y Torres explotando sus cualidades goleadores. 

La selección española goleó a Tahití (10-0) en la segunda jornada de la fase de grupos y certificó su presencia en las semifinales de la Copa Confederaciones, tras un partido que evidenció la enorme distancia entre la campeona del mundo y el combinado oceánico, que sólo cuenta con un jugador profesional en sus filas.

 

España, que no mancilló el orgullo tahitiano, firmó una goleada de las que no favorecen al fútbol: la más abultada en la historia de esta competición. Un buen puñado de goles que fueron creciendo de manera natural, producto de la lógica más aplastante que separa a 'La Roja' --desde su trono del fútbol mundial-- 138 puestos con Tahití, según el último ránking de la FIFA.

 

El equipo de Vicente del Bosque ofreció dos versiones: la primera estuvo condicionada por la prudencia y la piedad, algo que siempre ha definido a este equipo fuera del terreno de juego; y la segunda llegó en el tramo final del primer acto y al comienzo del segundo, cuando España consiguió cinco de sus 10 goles.

 

Torres y Villa fueron los grandes protagonistas en un duelo que no tuvo análisis posible ante un rival sin criterio, que clamó respeto en la previa, y anclado en una arriesgada posición sobre el verde del mítico Maracaná, escenario que acogió el encuentro. El 'Niño', a los cuatro minutos, ya había colocado el 1-0.

 

En ese momento llegó la relajación de España, que rebajó el nivel y dejó crecer a los pupilos de Eddy Etaeta, muy vitoreados por la grada 'canarinha'. De hecho, el público brasileño se volcó con Tahití, algo que ya ocurrió en su debut ante Nigeria, consciente de que la victoria de David era imposible ante Goliat.

 

Media hora después del gol de Torres, España continuaba 1-0 y apenas había trenzado las infinitas combinaciones que definen a este equipo. El rival no invitaba a ponerse el mono de trabajo y el balón largo se convirtió en un recurso habitual. Sin embargo, antes del descanso, la vigente campeona de Europa pegó un estirón con otros tres goles.

 

En esta ocasión le tocó el turno a Silva, Villa --que lo celebró con rabia-- y Torres, que quebró con maestría a Roche en el cuarto de la noche, la antesala de su triplete. El 'guaje', que no dejó de moverse, tuvo su momento de gloria con dos goles consecutivos, los cuales también le dieron licencia para cerrar un 'hat-trick'.

 

TORRES ACABA CON CUATRO GOLES

 

Con el 7-0 en el zurrón (min.64) y la diferencia de Nigeria enjugada, la selección española continuó su camino hasta el doble dígito, amparado en el fútbol vertical y alegre de Jesús Navas. El flamante jugador del City se disfrazó del mejor aliado de Torres y también de Silva, que estableció el décimo y definitivo.

 

Antes fue el turno de Mata, que había conseguido estrenarse, y otra vez de Torres --que sigue acrecentando sus números con 'La Roja'-- pese a que estrellase un penalti en el larguero. La segunda aparición de España no pasará a la historia, pero sirvió para poner de largo el insaciable espíritu de este grupo, el mejor que ha producido nunca el fútbol nacional.

 

FICHA TÉCNICA

 

ESPAÑA: Reina; Azpilicueta, Ramos (Navas, min.46), Albiol, Monreal; Javi Martínez, Mata (Fábregas, min.69), Silva, Cazorla (Iniesta, min.77); Torres y Villa.

 

TAHITÍ: Roche; Ludivion, Vallar, J.Tehau, Lemaire (Vero, min.74), Aitamai; Bourebare (L.Tehau, min.69), Caroine, Vahirua, Chong Hue; y A.Tehau (T.Tehau, min.53).

 

GOLES

   1 - 0, min.5, Torres.

   2 - 0, min.32, Silva.

   3 - 0, min.34, Torres.

   4 - 0, min.39, Villa.

   5 - 0, min.49, Villa.

   6 - 0, min.57, Torres.

   7 - 0, min.64, Villa.

   8 - 0, min.66, Mata.

   9 - 0, min.78, Torres.

   10 - 0, min.89, Silva.

 

ÁRBITRO: Djamel Haimoudi (ARG). Amonestó con tarjeta amarilla a Cazorla (min.44) en la selección española.

 

ESTADIO: Maracaná, Río de Janeiro.