Un joven salmantino, imputado por acoso sexual a seis niñas a través del whatsapp

El delincuente, conocido como 'el Mika', se hacía pasar por un menor para conseguir fotos y vídeos de sexo explícito y las utilizaba como chantaje para mantener sexo con ellas. 

'El Mika', un delincuente conocido

 

El salmantino apareció hace un par de años en programas de televisión como 'Espejo Público', donde reconoció que le "gustaría ponerse en manos de un especialista" para poder corregir este tipo de acosos.

 

La Guardia Civil de Guadalajara ha imputado a un recluso del centro penitenciario de Topas (conocido como 'el Mika') como presunto autor de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, amenazas, injurias y corrupción de menores mediante el método del 'groming' (acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad), cuyas víctimas eran 6 menores de Azuqueca de Henares, menos una con residencia en Salamanca.
 

Según la investigación del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares, difundida a través de una nota de prensa a la que ha tenido acceso TRIBUNA de Salamanca, este individuo, de 31 años de edad, logró contactar con una de las menores a la que embaucó para posteriormente utilizarla como 'gancho' y que ésta le introdujera en diversos chats de Whatsapp bajo un perfil ficticio.

 

Posteriormente se hacía pasar por un menor, contactando con otras menores y ganándose su confianza, con lo que consiguió que le facilitaran información privada sobre su entorno familiar y amistades, que luego utilizó contra ellas, una vez que había conseguido fotografías y videos de sexo explicito de las menores.

 

El investigado amenazaba a las menores con la difusión de estos vídeos y fotografías entre su entorno familiar y amistades si no accedían a sus pretensiones, llegando a solicitar mantener relaciones sexuales con alguna de ellas.

 

VÍDEOS DE ALTO CONTENIDO SEXUAL

 

Alguna de las víctimas llegó a realizar vídeos de alto contenido sexual que posteriormente se hicieron públicos al difundirlos el investigado a través de Whatsapp, lo que provocó secuelas psicológicas en alguna de ellas, bajando su rendimiento escolar y teniendo incluso que ser asistidas por psicólogos por presentar episodios de ansiedad.

 

Como resultado de las investigaciones realizadas por la Guardia Civil, que rastreó la red analizando todos los terminales telefónicos de las menores afectadas, transcripciones de conversaciones telefónicas y de Whatsapp, así como reconocimientos de archivos de voz del presunto autor de los hechos, se pudo concluir que se trataba de JM.S.C, natural de Salamanca, de 31 años de edad, que estaba ingresado en el centro penitenciario de Topas, lugar en el que sigue actualmente, cumpliendo pena de prisión por otros hechos delictivos. 

 

Efectivos del Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares se trasladaron al citado centro penitenciario, donde se comunicó al interno que era investigado por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, amenazas, injurias y corrupción de menores.