Un joven salmantino debe ganar casi 1.700 euros al mes para poder hacer frente a una hipoteca

Salamanca es, además, la provincia de Castilla y León en la que cuesta más acceder a una vivienda en propiedad.

Emaciparse y acceder al mercado en propiedad de la vivienda es uno de los principales objetivos de los jóvenes en edad de trabajar (16 - 29 años), pero no es nada fácil, y mucho menos en Salamanca, que es la provincia donde más cuesta comprar una vivienda de toda la comunidad castellana y leonesa.

 

Al menos eso es lo que indica un estudio elaborado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE), que revela además que un joven debe tener unos ingresos de casi 1.700 euros (1.694,79) al mes para poder acceder a una vivienda con precio medio en Salamanca, que estña fijado en 119.970 euros.

 

Y esto es así, porque este informe del CJE destaca que para que un joven pueda tener una hipoteca debe destinar como máximo el 30% de sus ingresos para este fin ya que se considera el máximo umbral de endeudamiento que garantiza la viabilidad de un préstamo hipotecario.

 

En otras provincias de Castilla y León, sería necesario contar con un sueldo más bajo, según este informe, para poder cumplir con los requisitos de acceso a la vivienda.

 

Por ejemplo, en el caso de Ávila con 1.245 euros al mes sería 'suficiente' ya que una vivienda media cuesta  88.140 euros. En el lado opuesto y cerca de los datos de Salamanca se encuentra Burgos, donde un joven de entre 16 y 29 años debería ganar 1.686 euros al mes para tener una hipoteca sobre 119.400 euros, con Valladolid que oscila por registros similares.

 

Además, este estudio elaborado por el Consejo de la Juventud de España indica que en el ámbito de la comunidad, solo el 17,5% de los menores de 30 años está residiendo en una vivienda independiente a la de su hogar de origen, siendo su tasa de emancipación la cuarta más reducida de España.

Noticias relacionadas