Un joven luso de 33 años, cazado en la A-62 cuando viajaba a 235 km/h

Un joven portugués de 33 años y de iniciales A.M.C.M. fue detenido ayer por agentes de la Guardia Civil del puesto de Ciudad Rodrigo tras ser detectado por el radar en el punto kilométrico 302,3 de la Autovía de Castilla (A-62) cuando circulaba en dirección a Portugal a 235 kilómetros por hora en el término municipal de Martín de Yeltes.
E. S. C.

El detenido, al que se le imputa un presunto delito contra la seguridad vial, conducía un BMW 320 de color gris por una vía cuya velocidad máxima permitida es de 120 kilómetros por hora.

La infracción supone la velocidad más alta detectada por el radar en la provincia de Salamanca y, según la legislación española, acarrea una multa de 600 euros a los que, en el caso de que el conductor fuera español, se une la retirada de seis puntos del carnet de conducir. A esa sanción hay que añadir las consecuencias penales derivadas del presunto delito cometido. El pasado martes la Policía Local de Santa Marta imputó a un joven de 20 años de edad por un delito contra la seguridad vial tras ser sorprendido conduciendo un turismo a 126 kilómetros por hora en un tramo limitado a 50, informó la comisaría.