Un joven de 29 años, hospitalizado tras explotarle en la cara su cigarrillo electrónico

"Va a necesitar atención las 24 horas durante algún tiempo, así como un seguimiento constante de los amigos, familia y seres queridos".

Un hombre de 29 años de edad se encuentra hospitalizado en la ciudad estadounidense de Colorado Springs, en el estado de Colorado, con lesiones graves después de que un cigarrillo electrónico le explotase en la cara.

 

Cordero Caples ha sufrido una fractura en el cuello, según ha denunciado su familia a la cadena estadounidense CBS News. Además, tiene fracturas faciales, quemaduras en la boca y varios dientes rotos a causa de la explosión.

 

"Va a necesitar atención las 24 horas durante algún tiempo, así como un seguimiento constante de los amigos, familia y seres queridos", ha dicho la hermana del herido, que se tuvo que someter el pasado domingo a una operación por daños en su columna vertebral.

 

El Departamento de Bomberos de Colorado, que respondió a la emergencia, ha dicho que el incidente está todavía bajo investigación. Aunque los funcionarios de seguridad dicen que los incendios o explosiones causadas por los cigarrillos electrónicos son poco habituales, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) dice tener constancia de, al menos, 25 incidentes de este tipo entre 2009 y 2014.