Un investigador señala que el Claustro de Palamós procede de la catedral vieja de Salamanca

Foto: El País

Una tesis expuesta en un congreso internacional de expertos sitúa en la catedral vieja de Salamanca la procedencia del conjunto románico descubierto en Mas del Vent (Palamós) que varios expertos del gobierno catalán aseguraron que se trata de un falso histórico. 

Gerardo Boto profesor de Historia del Arte Medieval de la Universidad de Girona, especializado en el análisis de la plástica románica y en iconografía medieval, que dio a conocer el Claustro romántico de Palamós ha asegurado durante un congreso internacional sobre claustros en el Mediterráneo entre los siglos X al XVIII, que se celebra en el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa, que se trata de una construcción auténtica del siglo XII que, además, no perteneció a cualquier edificio, sino a la catedral románica de Salamanca, tal y como publica en su edición de hoy el diario El País. 

 

El pasado año los técnicos reunidos por el gobierno catalán aseguraron entonces que las galerías de estilo románico de Mas del Vent son un falso histórico, una recreación historicista del siglo XX, con elementos originales del siglo XII, sin determinar cuántos ni cuáles.

 

“Existe un conjunto de galerías claustrales románicas realizadas con piedra salmantina de Villamayor que mide 22,75 metros de distancia entre los perfiles y 4,5 metros de alto, con recrecimiento en las esquinas, con capiteles de cuño salmantino y otros que copian ‘en sentido medieval’ los de Silos, que presentan restos de haber estado expuestas a la intemperie durante siglos”, dijo Boto en su conferencia después, aumentando su tono de voz. “Es el claustro ‘errante’ de Mas del Vent, unas galerías antiguas románicas tanto en sus perfiles globales como en los de sus elementos”, aseguró de forma rotunda según recoge el diario El País. 

 

Para Boto las “modificaciones, alteraciones, añadidos o supresiones tuvieron lugar una sola vez: en el traslado e instalación en Madrid”, pero lo insólito es que “no se haya alterado el volumen general”. Por eso “es asombroso que encajen las medidas en planta y volumen de las galerías románicas de Salamanca y las de Madrid-Palamós”. Y esta coincidencia es: “Lo que certifica su origen. No se podía saber qué medidas impostar porque no había necesidad de hacerlo. Es una evidencia irrefutable de que es auténtico”.

 

Prosiguió lanzando un reto: “Si alguien quiere persistir en la falsedad del conjunto tendrá que defender que el resto de 42 capiteles fueron esculpidos en 1930 adaptándose en formato y dimensiones a estos dos que existían y que poseen las enormes dimensiones de 45x90x40 centímetros”.

 

Afirmaciones que echan por tierra los argumentos de falsedad que utilizó la comisión de expertos de la Generalitat que acabaron con la aspiración de proteger o permitir el estudio de esta construcción.

Noticias relacionadas