Un investigador del CIC de Salamanca colabora en un "mapa de interacciones entre proteínas humanas"

Las proteínas constituyen la maquinaria molecular de las células humanas y gracias a las nuevas tecnologías de escala ómica global, basadas en el manejo del genoma humano completo.

El investigador principal del Centro de Investigación del Cáncer (CIC-IBMCC), centro mixto de la Universidad de Salamanca y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Javier de las Rivas, ha dirigido los estudios de bioinformática de un proyecto que ha desarrollado el "más avanzado mapa de interacciones entre proteínas humanas".

  

Este mapa supone una mejora respecto a los estudios publicados en las últimas décadas al ser aproximadamente un 30 por ciento mayor, según la información facilitada a Europa Press por el CIC-IBMCC.

  

Las proteínas constituyen la maquinaria molecular de las células humanas y gracias a las nuevas tecnologías de escala ómica global, basadas en el manejo del genoma humano completo, se han podido testar en el laboratorio millones de pares de proteínas para comprobar cuales interaccionan molecularmente entre sí, han explicado fuentes del centro salmantino.

  

Descifrar la red de interacciones físicas entre las proteínas humanas es "esencial" para describir su función, y en ello ha trabajado este proyecto, titulado 'A Proteome-Scale Map of the Human Interactome Network', recientemente publicado por la revista Cell, que ha sido producto de colaboración científica internacional desde 2009.

  

Globalmente ha sido dirigido por el grupo del doctor Marc Vidal, de la Universidad de Harvard y del Dana-Farber Cancer Institute de Boston (Estados Unidos), y de manera específica la dirección de los estudios de bioinformática ha sido llevada a cabo a lo largo de estos cinco años por el doctor Javier de las Rivas.

  

"Al igual que las secuencias del genoma revolucionaron la genética humana, los mapas de la referencia de redes de interactoma serán fundamentales para comprender plenamente las relaciones genotipo-fenotipo, para comparar la información contenida en los cromosomas con su manifestación y relación con el medio", ha explicado el CIC.

  

Para la realización de estos experimentos es necesario disponer en el laboratorio de un banco con todos o casi todos los genes humanos clonados que permitan expresar y testar las proteínas. Y esta plataforma ha sido construida en el laboratorio del doctor Marc Vidal en Boston en la última década.

 

AVANCES

  

En el trabajo 'A Proteome-Scale Map of the Human Interactome Network' se ha descrito un mapa de aproximadamente 14.000 interacciones binarias 'proteína-proteína' humanas y de "alta calidad".

  

Aunque la información actual de la red presentada cubre "una porción relativamente pequeña del proteoma", el mapa es "más homogéneo" y revela "una red más amplia" de las interacciones de las proteínas de los humanos, que proporciona datos para precisar aspectos funcionales del cáncer, ha explicado el Centro de Investigación del Cáncer.

  

Para este fin, el equipo dirigido por el doctor De las Rivas ha testado 1.000 proteínas del set de referencia, y  las muestras se han analizado mediante tres métodos "independientes y cotejados por métodos bioinformáticos". Y el estudio ha permitido describir con "más precisión" las proteínas implicadas en el desarrollo del cáncer y se ha constatado "una gran cantidad de relaciones entre ellas".

  

"Este avance puede tener una aplicación directa en clínica debido a que muchos de los tratamientos del cáncer consisten en restablecer relaciones normales para dichas oncoproteínas, deshaciendo algunas relaciones que son claramente perjudiciales y malignas para nuestras células", ha concluido el centro salmantino en la información remitida a Europa Press.