Un interno de la cárcel, sorprendido al intentar introducir droga en Topas

Padre e hijo fueron trasladados al hospital para comprobar que llevaba la droga en el estómago
Un interno de la cárcel ha sido sorprendido cuando intentaba introducir droga sin autorización en la misma. Tras las investigaciones que de forma coordinada se ha llevado a cabo por parte de trabajadores y responsables del C.P. de Topas, se detectó la posibilidad de que dos internos, padre e hijo, pudiesen portar droga en el interior de sus cuerpos para su introducción en el centro penitenciario tras su regreso de permiso, que se produjo en el día de ayer.

Debido a ello ambos internos fueron trasladados al Hospital Clínico a fin de realizar las pruebas necesarias que verificasen la posible ocultación de droga en el interior de sus cuerpos.

Fruto de esas pruebas se ha producido la detección de al menos 40 bolas, presumiblemente de hachís, que portaban en el estómago, al haber sido ingeridas previamente al regreso de permiso al Centro Penitenciario.

Mientras el hijo regresó en el día de ayer desde el Hospital al centro, al padre continúa aún en el Hospital.