Un informe de última hora del Ayuntamiento reduce de 1.800 a 1.200 las plazas de aparcamiento para el Hospital

Hospital de Salamanca.

El grupo socialista en el Ayuntamiento asegura que el proyecto del complejo asistencial puede perder 600 plazas con respecto a las necesidades inicialmente calculadas. Un informe de última hora del Ayuntamiento permite una interpretación del PGOU que reduciría de 1.800 a 1.200 las plazas de aparcamiento.

Un proceso lleno de improvisaciones, en el que no está claro qué normativa hay que aplicar y con importantes carencias. Así ha descrito el grupo socialista en el Ayuntamiento de Salamanca el panorama para el nuevo Hospital de Salamanca, para el que se ha tramitado de manera precipitada una licencia de obras que permite retomar la actividad y que salió adelante el pasado jueves en una comisión de Urbanismo que terminó sin acuerdo entre PP y PSOE.

 

Una de las principales consecuencias, según el PSOE, es un cambio importante en la capacidad de aparcamiento del complejo hospitalario. Según el concejal Joaquín Corona, el Plan General de Ordenación Urbana contempla 1.800 plazas de aparcamiento para el complejo teniendo en cuenta la densidad urbanística y el uso. Pero los socialistas denuncian que el número de aparcamientos se reduce en cerca de 600 para quedar en poco más de 1.200 plazas. 

 

Corona, Cabero y Ferreras, en la rueda de prensa (Foto: N. S. Z.)

Corona, Cabero y Ferreras, en la rueda de prensa (Foto: N. S. Z.)

 

Según el concejal socialista, esto es posible gracias a un informe de última hora del Ayuntamiento de Salamanca, presentado de manera precipitada en la comisión de Urbanismo de la semana pasada, y que hace una interpretación de las prescripciones del PGOU para el complejo hospitalario por la que se podría rebajar la capacidad del complejo para admitir vehículos. La reducción de plazas se lograría a base de renunciar a uno de los aparcamientos a pesar de que el cálculo inicial de necesidad de aparcamiento elevaba las plazas necesarias para atender al complejo en 1.800 plazas.

 

Esta esta, según el PSOE, una más de las improvisaciones que se han cometido con la tramitación de la licencia de obras para poder reanudar las actuaciones en el Hospital de Salamanca, un trámite que fue a comisión de Urbanismo para que emitiera un dictamen y se diera luz verde a la licencia. Como ya informó TRIBUNA, el grupo socialista no dispuso de toda la documentación para la comisión hasta el último momento, ya que se les entregaron informes en mano y otros se les facilitaron en la madrugada del miércoles al jueves. Esta situación provocó que el PSOE pidiera retrasar una semana la decisión, a lo que el concejal de urbanismo, Carlos García Carbayo, se opuso para acabar aprobando un dictamen favorable a la licencia con la mayoría del PP.

Noticias relacionadas