Un hombre se entrega tras matar a su mujer y al hijo de ésta

Almería. Las víctimas fueron encontradas en su vivienda el jueves y presentaban heridas realizadas por un objeto contundente. Santander. Prende fuego a la casa que comparte con su mujer y su hijo
EUROPA PRESS
Un hombre de nacionalidad marroquí y de 36 años de edad mató presuntamente a su pareja de 46 años de edad, y al hijo de ésta, de 22 años, ambos españoles, en la localidad almeriense de Roquetas de Mar, si bien se entregó confesando los hechos el pasado viernes en la comisaría de Policía Nacional de Cornellà de Llobregat (Barcelona).

Los asesinatos se produjeron en la tarde del jueves, aunque los agentes tuvieron constancia al día siguiente, cuando el autor de los hechos se presentó en la comisaría, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Almería.

De esta forma, los investigadores se desplazaron hasta el domicilio roquetero en el que el marroquí indicó que había acabado con la vida de la mujer, C.T., y de su hijo, A.M.C., confirmando de esta manera el fallecimiento de ambas personas.

Asimismo, los agentes comprobaron cómo los cuerpos sin vida presentaban heridas que habían sido realizadas, al parecer, “con un objeto contundente”.

La Subdelegación del Gobierno ha indicado que no existía denuncia previa de malos tratos por parte de la víctima, de igual modo que sobre el detenido no constan antecedentes. Asimismo, fuentes del Cuerpo Nacional de Policía de Cornellà de Llobregat han confirmado a Europa Press que el ahora detenido se presentó este viernes a las 16.00 horas en la comisaría culpándose de la muerte de su pareja sentimental.

De esta manera, después de ser detenido, el interrogatorio permitió aclarar la muerte del hijo de la mujer, de 22 años. Por el momento, los agentes tramitan las diligencias pertinentes en torno al suceso.

Por otra parte, en Santander la Policía Local detuvo ayer a un hombre tras confesar que fue el responsable de un incendio en el piso que comparte con su mujer y su hijo de 13 años. El fuego se inició sobre las tres de la madrugada en un dormitorio de una buhardilla del número 41 de la calle Río de la Pila. Dos dotaciones de bomberos (una escala y un autotanque) se desplazaron al lugar para sofocar el fuego, que sólo provocó daños materiales.

El suceso obligó a desalojar a los ocupantes de la buhardilla, así como a otros cuatro vecinos, dos adultos y dos niños de 4 y 7 años, que residían en el primer piso.

Estos cuatro vecinos, junto a la mujer y el hijo del detenido, tuvieron que ser trasladados al Centro de Acogida Princesa Letizia, mientras que el hombre fue arrestado tras reconocer que fue el causante del incendio.