Un hombre mata a su pareja y se arroja desde un tercer piso

La Guardia Civil ha imputado a un hombre de 51 años la muerte de su pareja sentimental, de 49, tras precipitarse el presunto homicida desde un tercer piso de una vivienda de La Orotava (Tenerife) y encontrar posteriormente los agentes a la mujer muerta en el mismo domicilio.
Agencias

En un comunicado remitido por el Instituto Armado se explicó que sobre las 08.35 hora local, la Guardia Civil fue alertada por el 112 de que un hombre se había precipitado desde un tercer piso del barrio de El Mayorazgo (La Orotava) y tras producirse heridas de gravedad había sido trasladado en ambulancia hasta el Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde se encuentra ingresado.

Una vez que los agentes entraron en el domicilio desde donde se había precipitado el hombre, encontraron también a su pareja sentimental fallecida y con signos de muerte violenta. La misma fuente señaló que la Autoridad Judicial y el Equipo de Criminalística de la Guardia Civil realizan en la vivienda la inspección ocular. La víctima fue trasladada al Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife para realizarle la autopsia y se ordenó la custodia policial del supuesto homicida. En la base de datos policiales no constan antecedentes de denuncias anteriores referidas a violencia de género.

Más casos en la misma semana
El pasado viernes, una mujer de nacionalidad ecuatoriana, C.C.Y.S. y de 48 años fue encontrada muerta, con heridas de arma blanca, en el interior de un cuarto de servicio de un bloque de vecinos, en Zaragoza. La fallecida trabajaba como portera sustituta desde principios de este mes en el edificio, situado en el número 1 de la Plaza de los Sitios. Según informaron fuentes de Delegación del Gobierno en Aragón, el cadáver de la mujer fue encontrado por la Policía sobre las 11.30 horas del pasado viernes a partir de la llamada hecha por un vecino. Éste informó de la presencia de un reguero de sangre junto al cuarto de servicios.

El marido de la mujer ecuatoriana y que se encontraba en paradero desconocido, fue detenido ayer en la plaza del Pilar de la capital aragonesa, desorientado, con la ropa manchada de sangre y cortes superficiales en los brazos. Al parecer, este hombre, que vive en un piso en el inmueble donde trabajaba y en el que también se alojaba la fallecida, no se presentó el citado día en su puesto de trabajo, motivo por el que ha suscitado las sospechas de los investigadores.
Éstas no han sido las únicas muertes violentas ocurridas esta semana. Así, el pasado jueves el cadáver de una mujer, Z.G., de nacionalidad marroquí, fue encontrado por la Guardia Civil en una vivienda de Villanueva de la Jara (Cuenca) con evidentes signos de violencia, ya que tenía varias heridas de arma blanca. Su marido R.F., de 44 años, también marroquí y que tenía vigente una orden de alejamiento, fue detenido esa misma noche en el Hospital General Albacete como presunto autor de los hechos.

El sospechoso acudió al centro hospitalario para interesarse por un hijo de corta edad del matrimonio que estaba ingresado a consecuencia de un accidente de tráfico que sufrió cuando viajaba con su padre a primera hora de la madrugada de ayer. Diez mujeres han muerto de forma violenta en los primeros 17 días de este mes, seis de ellas casos confirmados de violencia machista y otros cuatro aún en investigación, lo que, de confirmarse el móvil, convertiría éste en el mes de julio más sangriento desde que se tienen estadísticas oficiales.

El ministerio de Igualdad tiene reconocidos 39 casos de violencia machista en lo que va de año, diez más que las muertas registradas en 2009 en estas mismas fechas.