Un hombre de 32 años recibe un tiro en el cuello en un concesionario del polígono de Los Villares

El hombre recibió un disparo en un establecimiento de la carretera de Fuentesauco con la calle Valdelamaestra, en el polígono de Villares. El herido, delincuente habitual y que apenas un día antes salía de la prisión de Topas, recibió el tiro en el cuello. Todo apunta a un ajuste de cuentas. 

Un concesionario de compra-venta de automóviles, situado en la confluencia de la calle Valdelamaestra con la carretera de Fuentesaúco, en el polígono de Los Villares, ha sido el escenario del suceso. Un hombre de 32 años, delincuente habitual que ayer mismo abandonaba la prisión de Topas, ha recibido un disparo a bocajarro mientras se encontraba en el interior del establecimiento.

 

Su agresor, sin mediar palabra, la ha descerrajado un disparo y ha salido rápidamente del local sin dejar rastro. La Guardia Civil, que en apenas unos minutos llegaba al concesionario alertada por el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, baraja en principio la idea de que se trata de un ajuste de cuentas dado el perfil delictivo del sujeto y su trayectoria.

El herido fue trasladado inmediatamente y en estado consciente al Complejo Asistencial de Salamanca, Hospital Clínico, donde ha sido intervenido de urgencia y diagnosticado como muy grave. La información a la que ha tenido acceso Tribuna de Salamanca de fuentes del complejo adelanta que el disparo ha provocado al sujeto la paralización total del tren inferior del cuerpo.