Un Halcón Avenida que no ha tocado techo deja sin opciones al Galatasaray

SUPERIORIDAD. Salvo el 0-2 inicial, el conjunto turco no pudo nunca con las charras, que pasaron por encima de su rival como un huracán
Isabel de la Calle

Las gradas de Würzburg completamente llenas ya hacían presagiar un partido especial en la cancha salmantina. El ambiente era excepcional para acoger un choque en el que el liderato del Grupo C estaba en juego.

De salida, el Galatasaray anotó su primera canasta a manos de Caglar para pasarse los cinco siguientes minutos sin lograr una canasta de Fowles. Entre esas dos, Halcón Avenida sumó un parcial de 12-0 que puso el marcador en 14-4 a su favor.

Y es que las charras salieron muy concentradas en defensa, sumando varios robos que las dejaban en ventaja. También funcionó el tiro exterior de Anke de Mondt, que anotó dos triples consecutivos, lo que dio confianza tanto al equipo como a la alero belga.

Pero no todo fueron buenas noticias en estos primeros cinco minutos, ya que en dos acciones muy rigurosas, Erika de Souza cometió dos faltas personales cuando sólo habían transcurrido dos minutos y diez segundos, por lo que Lucas Mondelo decidió sentarla y dar salida a Anna Montañana en su lugar para protegerla de más personales.

De esta manera, Sancho se emparejó con Sylvia Fowles, con la que antes había estado Erika y a la que defendió de manera magistral, sin faltas, pero con una clase suprema.

En el segundo cuarto llegaron los momentos más atractivos del equipo charro hasta el momento, apretando más en defensa y atacando con chispa y velocidad gracias en parte a la entrada de Alba Torrens. Mondelo, además, dio entrada de nuevo en el tercer minuto a Erika de Souza.

El técnico catalán utilizó en estos minutos de gran desgaste a sus tres opciones como bases: Silvia, Marta y Anke con buen resultado.

Con el buen hacer del equipo salmantino, la renta sobre el Galatasaray fue haciéndose mayor hasta sobrepasar los veinte puntos (38-17 en el minuto 8).

En la reanudación, la superioridad de Halcón Avenida siguió poniéndose de manifiesto al dominar el rebote ofensivo, lo que le daba segundas oportunidades. El único lunar fue la tercera falta personal cometida por Erika al minuto y medio del tercer cuarto, que la condenó de nuevo al banquillo.

El Galatasaray intentó nuevas opciones al colocarse en una zona 2x3 que hiciera dudar a Halcón Avenida. Sin embargo, tres triples de las charras, que salieron de las manos de De Mondt, Torrens y Montañana volvieron a poner los 30 puntos de renta en el marcador (57-37, minuto 6) y dejaron la propuesta de las turcas en agua de borrajas.

Y es que a Halcón Avenida le volvió a funcionar el tiro exterior, por lo que en esta segunda mitad, las postes tuvieron que pelearse menos en la bombilla. Con Erika en el banquillo, además, Anna Montañana jugó más libre en el exterior, casi como una alero más.

Finalmente, con minutos para las menos habituales, Halcón Avenida redondeó el que, de momento, puede ser su triunfo más importante en la presente Euroliga.