Un grupo de técnicos restaurará varios templos románicos de la provincia

En el proyecto también intervienen las diócesis de Salamanca y Ciudad Rodrigo
Los vecinos de las localidades zamoranas de Sejas de Sanabria y San Martín de Castañeda han conocido las actuaciones que los técnicos van a realizar durante los próximos meses en sus iglesias parroquiales dentro del Plan de Intervención Románico Atlántico, según un comunicado de la Fundación Santa María la Real recogido por Europa Press.

De esta manera, los técnicos han explicado a los vecinos de Sejas de Sanabria que cuando terminen la restauración del retablo mayor del templo comenzarán con la mejora de la iluminación, con el objetivo de conseguir "mejorar la visión para el culto".

Igualmente, el Sistema de Monitorización del Patrimonio (MHS) desarrollado por la Fundación Santa María la Real tratará de garantizar la conservación preventiva tanto del templo como de sus bienes muebles, en especial del retablo mayor y del artesonado, tal y como han comentado los operarios.

Los técnicos han indicado que estas intervenciones forman parte del proyecto "mucho más amplio" que incluye actuaciones en más de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca, además de en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

SAN MARTÍN DE CASTAÑEDA

En la localidad de San Martín de Castañeda los trabajadores han afirmado que se abordará la segunda fase de la intervención centrada esta vez en la arquitectura, la restauración de bienes muebles y la iluminación.

En este caso la intervención consistirá en el acondicionamiento de la sacristía como espacio apto para el culto, una actuación que se lleva a cabo por petición expresa de los vecinos y además, se sustituirán las carpinterías de las ventanas por unas nuevas con motor eléctrico.

Otra de las actuaciones consistirá en cubrir la parte superior de los contrafuertes con baberos o planchas de plomo con el fin de evitar que la humedad penetre en el interior del templo, y en cuanto a los bienes muebles, se restaurarán las pinturas murales de los absidiolos y se trasladará la imagen del patrón, San Martín de Tours, a un lugar más adecuado.

En el proyecto intervienen la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola, la Secretaría de Estado de Cultura de Portugal y la Fundación Santa María la Real, además de las Diócesis de Zamora, Astorga, Salamanca y Ciudad Rodrigo.