Un Gobierno en funciones echa el cierre a la Ventanilla Única Empresarial más exitosa

Personal en la Ventanilla Única Empresarial de la Cámara de Comercio de Salamanca. Foto: PymeInfo

La ventanilla de la Cámara de Salamanca, referencia en la creación de empresas con 1.563 tramitadas desde 2002, deja de existir por un decreto efectivo desde diciembre y pierde hoy el personal que le aportaba la administración central.

La Ventanilla Única Empresarial de Salamanca, el punto de referencia para los emprendedores salmantinos durante los últimos quince años, perderá su función por culpa de la falta de apoyo, una discutible decisión del Gobierno central y el cambio en la reglamentación. El resultado es que la experiencia de más éxito en el asesoramiento para la creación de nuevas empresas y negocios cierra sus puertas tal y como estaba planteada hasta ahora. Y como en Salamanca, en muchas otras ciudades que pierden este servicio gratuito y especializado.

 

Su final tiene hoy un momento clave. Con fecha 1 de marzo se hace efectiva la marcha del funcionario del Ministerio de Hacienda que formaba parte de la estructura de la ventanilla, una persona además clave por sus conocimientos. Sin embargo, cumpliendo un Real Decreto de febrero del año pasado, la subdelegación del Gobierno en Salamanca retira este funcionario.

 

La ventanilla seguirá funcionando, pero ya sin el apoyo de la administración central porque no se ha decidido nada sobre la posible comisión de servicios a un funcionario de Industria para que haga estas funciones. Y no se puede contar con el apoyo del Ayuntamiento de Salamanca, único de una capital de provincia de toda España que ha decidido boicotear las ventanillas únicas. Tampoco la Junta de Castilla y León, a través de la comisión gestora que gobierna ahora mismo la Cámara, ha hecho ningún movimiento para reforzar el servicio ante los cambios. 

 

 

UNA DECISIÓN DE GOBIERNO EN FUNCIONES

 

Aunque la decisión parte de un decreto de hace más de un año, la hace efectiva un Gobierno en funciones. Esta medida parte de la decisión que el Gobierno central tomó en febrero de 2015, cuando se publicó en el BOE el real decreto 127/2015. Entonces, se decidió que las Ventanillas Únicas que había por todas las provincias pasaran de la estructura del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a la del Ministerio de Industria. En el cambio se decidió eliminarlas, ya que su denominación desaparece a raíz del Real Decreto y pasaban de ser la referencia de la creación de empresas a convertirse en Puntos de Atención al Emprendedor (PAE). 

 

El decreto daba hasta el 31 de diciembre para la transformación y la integración en el Ministerio de Industria y, en el caso de Salamanca, se aplicó una moratoria que duraba hasta el 29 de febrero. Así que el actual Gobierno de Mariano Rajoy ha llevado a efecto una medida que, a tenor de los resultados, perjudica seriamente a los emprendedores, que se quedan sin su punto de referencia de más éxito.

 

 

UN MODELO DE ÉXITO

 

Ni siquiera las más de 1.500 empresas que ha tramitado desde el año 2002 ni el hecho de haber gestionado más de 4.3000 expedientes de nuevos empresarios y recibir las consultas de no menos de 15.000 emprendedores ha salvado la Ventanilla Única que ha tenido su sede en la Cámara de Comercio. Un sistema que ha demostrado su eficacia y que se basa en dos pilares. Por un lado, el asesoramiento exhaustivo que reciben los nuevos empresarios, a los que no se permite embarcarse en un negocio sin un plan de empresa. Y por otro, la concentración de todos los trámites, que se podían realizar sin peregrinar por los mostradores de todas las administraciones.

 

Desde que en 2002 abrió sus puertas, la ventanilla ha servido para que 1.563 empresas salgan adelante con un plan bien definido. Pero además sus usuarios han disfrutado de un servicio de primer nivel y gratuito. Ahora se convertirá en un PAE, una fitura que pueden pedir desde empresas privadas, como  despachos de abogados o gestorías, a los propios ayuntamientos y diputaciones. A partir de ahora el servicio se podrá recibir a través de los múltiples que hay en Salamanca, pero está por ver si se logra el mismo nivel de profesionalidad y la reserva de la información: los emprendedores son muy rehacios a dar a conocer su plan de empresa y esa discrección la tenían asegurada en la ventanilla de la Cámara, entidad de derecho público.