Un ganadero salmantino, imputado por simular el robo de unas reses

El mayoral de la ganadería denunció además que había sido agredido por varias personas, pero la Guardia Civil ha demostrado que nada es real.

Un varón de 31 años de edad y residente en la provincia de Salamanca ha sido imputado por la simulación de un delito de robo con violencia. Se trata del encargado de una ganadería del campo salmantino que denunció haber sido brutalmente agredido por un grupo de personas que sustrajeron 15 reses.

 

Este mayoral interpuso una denuncia por el robo de ganado en una finca situada en la provincia de Salamanca ante el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, que inicia las correspondientes investigaciones. Los hechos se remontan al pasado mes de marzo.

 

Como resultado de las mismas, en el día de ayer 18 de junio se procedió a la imputación de una supuesta simulación de un delito de robo con violencia en el que el denunciante manifestó haber sido agredido por varias personas, así como la sustracción de un determinado número de reses.

 

Y los indicios y las pruebas obtenidas demuestran que lo denunciado no es real.