Un estudio sobre contaminación atmosférica destaca la “buena” calidad del aire en la ciudad de Salamanca

Se trata de la iniciativa ‘Rescátame’, que ha medido los niveles en la calle Álvaro Gil y Avenida de los Cipreses.

Un estudio sobre contaminación atmosférica, realizado a lo largo de los últimos tres años, ha recogido una serie de datos que atestiguan la “buena” calidad del aire en la ciudad de Salamanca.

 

Así lo han señalado el concejal de Medio Ambiente, Emilio Arroita, y la jefa de División de Medio Ambiente del Centro Tecnológico Cartif, Dolores Hidalgo, cuya entidad ha sido la encargada de realizar el estudio.

 

Este proyecto, titulado ‘Rescátame’, se ha desarrollado principalmente con la instalación de sensores en dos calles de características diferentes, Álvaro Gil y Avenida de los Cipreses.

 

En las dos vías seleccionadas se concentra una importante densidad de tráfico pero en la primera hay un solo sentido de circulación, con pocos espacios libres, al contrario que en la segunda, que ha aportado datos con coches en los dos sentidos pero con bastante amplitud y zonas verdes próximas.

 

Ahora, con la puesta en conocimiento de las conclusiones, se ha terminado la primera fase de un proyecto financiado por el programa LIFE con el fin de desarrollar un sistema de “bajo coste” para reducir los niveles de contaminación.

 

Según el responsable municipal del área, Emilio Arroita, por el momento no está previsto colocar nuevos sensores y los datos conocidos ya han permitido tomar decisiones como la inclusión de zonas peatonales o carriles bici en algunos puntos de la ciudad.