Un escollo más en el camino

EN FORMA. El rival de las salmantinas esta tarde será el Mann Filter Zaragoza, empatado ahora a cinco derrotas con Rivas en la cuarta posición. bajas. Avenida no contará con Gil por un esguince
i. de la calle
Avenida recibe esta tarde en Würzburg al Mann Filter Zaragoza, uno de los equipos más en forma a día de hoy de la competición liguera. El de esta tarde es uno de los compromisos ligueros más complicados para el equipo charro, que sabe que su pabellón es su fortín en el que debe apoyarse para terminar primero la competición.

Zaragoza, por su parte, ya demostró en la primera vuelta de la Liga que pueden tutear a las salmantinas y si consiguen no hundirse en el tramo final pueden poner contra las cuerdas a las locales. De hecho, ya venció al único verdugo de las perfumeras, Rivas, en el último fin de semana de enero, gracias a un gran encuentro (61-58) disputado en el pabellón municipal Siglo XXI de la capital maña.

Y es que el miedo que tiene el entorno de las jugadoras dirigidas por Lucas Mondelo es que el hecho de tener varios frentes abiertos pueda traicionarlas en algún momento, sobre todo durante la competición nacional. Quizá, de hecho, algunas jugadoras puedan tener ya en mente de manera inevitable el partido del próximo martes en el que las charras recibirán al Wisla Can Pack de Cracovia dirigido por José Ignacio Hernández en el primer encuentro de cuartos de final de la Euroliga. Este choque si que será vital para las aspiraciones salmantinas de cara a la clasificación para la ansiada segunda Final Four.

Al menos, como noticia positiva, Lucas Mondelo podrá contar con la práctica totalidad de su plantilla para encarar estos dos compromisos. Solo la joven Laura Gil será baja en ambos, ya que se confirmó el esguince de rodilla que sufrió en el partido aplazado de Liga contra el Hondarribia-Irún disputado el pasado martes. La murciana estará al menos dos semanas de baja.

Marta Xargay, que era la otra jugadora tocada, podrá ser ya hoy de la partida, después de reservarla en los dos últimos choques por un golpe en su tobillo.