Un emocionado Ruiz Medrano recibe la medalla de Oro de Valladolid con palabras de recuerdo para pueblos y parados

Ruiz Medrano durante su discurso para agradecer la Medalla de Oro de Valladolid
El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha concluido con lágrimas de emoción su discurso de agradecimiento al recibir este sábado la Medalla de Oro de la Diputación de Valladolid, que ha recogido desde el recuerdo a los desempleados de Castilla y león y a los pueblos de la provincia vallisoletana.
VALLADOLID, 10 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha concluido con lágrimas de emoción su discurso de agradecimiento al recibir este sábado la Medalla de Oro de la Diputación de Valladolid, que ha recogido desde el recuerdo a los desempleados de Castilla y león y a los pueblos de la provincia vallisoletana.

"No puedo ni quiero olvidarme de los 235.000 parados que existen en la Comunidad, de esos dramas auténticos que vivimos día a día", ha asegurado Ruiz Medrano al explicar el significado que para él tiene una fecha que "no solo consiste en fiesta y reencuentro, sino también en recordar a quienes lo pasan mal".

El vallisoletano Teatro Zorrilla, el edificio que ha albergado el acto institucional, ha sido testigo de estas declaraciones previas al discurso que los asistentes han recibido con una gran ovación y algunos "bravo, Ramiro".

"¿Qué he hecho yo para ganarme el cariño de tanta gente?", se ha preguntado el que fuera presidente de la Diputación de Valladolid durante casi 18 años. Y es que desde que se conoció la identidad de quién recibiría la medalla, el homenajeado no ha dejado de "darle vueltas" a esta cuestión al considerar que él se ha limitado a "cumplir con las obligaciones del cargo, trabajar por el desarrollo de la provincia".

El delegado del Gobierno en la Comunidad también ha compartido con los periodistas que le han preguntado por su 'premio' su convicción de que "hay muchísima gente que se merece una medalla y que tendría que obtener el reconocimiento de su pueblo, de su provincia, de su Comunidad". Por este motivo, también a ellos ha querido Ramiro Ruiz Medrano dedicar un distintivo que ha estado muy repartido respecto al tema de las dedicatorias.

"Gracias a Carmen, gracias a mis hijos y gracias a las mujeres y maridos, hijos e hijas, padres y madres de cuantos siguen a diario entregando una parte de sus vidas en favor de nuestros pueblos", ha enumerado el homenajeado después de advertir que, "aunque es muy sencillo dar las gracia, es muy difícil transmitir ese sentimiento con la intensidad deseada".

Durante el discurso, el ex-presidente de la Diputación ha hecho hincapié en los "apasionantes retos" que deparara el futuro, sin olvidar que las estructuras tendrán que acomodarse a los nuevos tiempos y necesidades para desarrollar un "mejor y más eficaz" modelo de desarrollo territorial. "Las Diputaciones tienen 200 años y los fueros de los Ayuntamientos españoles más de 1.000, si no hubieran sabido adaptarse a lo que los ciudadanos demandan no hubieran sobrevivido", ha asegurado.

"A DIOS GRACIAS, NO TODO ES POLÍTICA"

La solidaridad con los desempleados, la historia de cómo recibió la noticia de que recibiría la Medalla de Oro, una invitación a reflexionar sobre "qué debemos hacer por nuestros pueblos" y un repaso a quienes ocuparon su cargo antes que él han sido otros de los componentes de un discurso en el que apenas ha habido referencias a su larga trayectoria profesional ya que, "A Dios gracias, no todo es política".

Finalmente, Ramiro Ruiz Medrano ha concluido sus palabras con una confesión: "no fui elegido para recibir homenajes ni reconocimientos, algo que agradezco desde lo más profundo de mi alma pero a lo que no acabo de acostumbrarme por no considerarme digno de ello". En ese momento los aplausos han conseguido que el homenajeado, una persona que según sus allegados suele controlar en todo momento sus emociones, tuviera que frotarse los ojos para disimular las lágrimas.

Tras la ovación, el actual presidente de la Diputación, Jesús Julio carnero, ha tomado la palabra para poner en valor el compromiso de Ramiro Ruiz Medrano con los vallisoletanos, "materializado a lo largo de casi 18 años en la transformación que han experimentado 225 municipios y las nueve pedanías de la provincia".

Carnero también ha definido como "incansable" al delegado del Gobierno en la Comunidad, a quien ha definido como "una persona que siempre ha actuado desde el respeto al adversario, el reconocimiento expreso a la labor de la oposición y su capacidad de escucha".

GRATITUD A LOS ALCALDES DE LA PROVINCIA

Como es habitual desde hace años, el presidente de la Diputación ha aprovechado el Día de la Provincia para destacar la labor de los alcaldes de la provincia al apuntar que "hay mucho esfuerzo personal y económico a cambio únicamente de la satisfacción del deber cumplido con nuestros vecinos".

En este sentido, Jesús Julio Carnero se ha preguntado "quién puede decir que sobran los regidores o concejales en Valladolid", en un momento en el que se asegura que hay demasiados políticos. Además, Carnero ha aportado el dato de que de las 1.481 personas que ejercen una actividad política en la provincia sólo 71 tienen una dedicación exclusiva.