Un duelo de alto riesgo

Más allá de lo que significa un derbi, más allá de una rivalidad que, por mucho que se intente fomentar, vivió tiempos más tensos, más allá de los reencuentros con el antiguo equipo y más allá de cualquier decisión arbitral, el partido que afronta esta mañana la Unión Deportiva Salamanca es fundamental y, sin duda, de alto riesgo por su situación.
Teresa Sánchez

Y es que el equipo blanquinegro inició la jornada situado en puestos de descenso y la necesidad de sumar de tres en tres empieza a ser imperiosa. No hacerlo supondría mantenerse en ese puesto peligroso y arriesgarse a que se escape alguno de los rivales directos. Los de Pepe Murcia comienzan hoy un mes de competición que puede ser vital para determinar el nivel de sufrimiento con el que se afrontará el tramo final del campeonato. Primero es el Real Valladolid y después llegarán tres rivales directos –Albacete, Ponferradina y Las Palmas–, y sacar los máximos puntos posibles de los 16 en juego es el objetivo que deben marcarse los unionistas.

Señala el técnico del equipo salmantino que el estado anímico y la puesta a punto física van por el buen camino y que también sus pupilos han conseguido captar su filosofía de juego pero reconoce que ahora falta refrendarlo con un resultado positivo. Necesita ganar la UDSy también hacerlo frente a una afición que esta temporada apenas ha conseguido ver en directo un encuentro en el que su equipo dominara con claridad o, al menos, expusiera argumentos futbolísticos que le convencieran.

Ante el Recreativo, en el último encuentro como local, se perdió un terreno que se quiere recuperar hoy. Todos son conscientes de que un buen resultado frente al Valladolid supondría un espaldarazo moral para el futuro no sólo para el equipo albinegro sino también para sus seguidores.

Los locales afrontarán el duelo con varias novedades en el once respecto al que jugó la semana pasada en el Benito Villamarín. En la zaga se mantendrán Juanpa y Zamora y regresarán Arbilla y Moratón después de cumplir su encuentro de sanción. Además, la lesión de Endika, que tras pasar por el quirófano se perderá el resto de la temporada, obligará al Salamanca a introducir cambios en el centro del campo y el entrenador ha pensado en recuperar a Mario Rosas para jugar en el doble pivote junto a Héctor Yuste y en poner a Perico de enganche con la delantera. Arriba habrá que ver si hay algún cambio ya que tanto Marcos Márquez como Sarmiento han tenido algunos problemas físicos durante la semana, aunque parecen recuperados para ser de la partida y, si es así, habrá que ver si Murcia mantiene a Toti de inicio o es Kike López el elegido. Sean los que sean deben sacar adelante un duelo que todos saben que es de alto riesgo.