Un duelo con un aroma muy especial

 
Teresa Sánchez
En la memoria histórica de los aficionados unionistas un duelo UD Salamanca-Albacete siempre tendrá reservado un hueco muy especial. En el recuerdo, sobre todos, aquel enfrentamiento épico de la campaña 1994-1995 pero posteriormente ha habido otra serie de partidos en los que, como la temporada pasada, había mucho en juego cuando ambos equipos pugnaban por evitar el descenso. Mirando la clasificación en el partido de hoy no hay cosas tan vitales en disputa –al menos para la UDS–, pero son tres puntos importantes para uno y otro por diferentes motivos.

El Salamanca llega al partido de esta tarde cómodamente situado en la tabla pero después de haber sumado por primera vez esta temporada dos derrotas consecutivas. Además juega en casa donde esta temporada todavía le falta cuajar ese encuentro con el que equipo y afición se queden conformes. En el Helmántico sólo ha conseguido ganar al Nástic y en una Liga como la de Segunda, todo el vestuario unionista es consciente, mostrar seguridad como local es la llave para conseguir los objetivos.

A estas circunstancias se une además un aspecto emotivo que a buen seguro que presidirá el encuentro de hoy. El equipo salmantino disputa su primer partido en casa desde que hace un par de semanas todos nos lleváramos un susto tremendo con el desvanecimiento de Miguel García. Felizmente recuperado y consciente de que no podrá volver a jugar, el centrocampista estará hoy junto a sus compañeros y tanto ellos como los aficionados desean que el de hoy sea un encuentro que se gane en su honor.

Para conseguirlo Cano apuesta por seguir el camino marcado ante el Valladolid, aunque tendrá que cambiar el once ante bajas tan sensibles como las de Moratón o Juanjo. Por el primero todo parece indicar que jugará Zamora mientras que Marcos ocupará el puesto del segundo.

El Albacete intentará en Salamanca acabar con una racha de cinco jornadas sin vencer. Los albaceteños quieren también recuperar las sensaciones que transmitieron en las cuatro jornadas que estuvieron invictos, como reconocía el entrenador de los albaceteños, Antonio Calderón. “Espero que mi equipo vuelva a competir bien, porque en las últimas semanas no es que los contrarios hayan sido muy superiores sino que no hemos sabido competir”, señaló Calderón. Para este encuentro, el técnico gaditano no podrá contar con los lesionados Kandol y Sumy. Kandol, incluso, está siendo muy cuestionado ya incluso en el seno del club albaceteño. El congoleño fue fichado hace dos meses y sigue sin poder debutar por unas extrañas molestias.