Un Domingo de Ramos con la mirada puesta en el cielo

Lluvia

La Agencia Estatal de Meteorología apunta una probabilidad de lluvias del 90% durante la jornada por lo que la Borriquilla podría no procesionar.

Con la mirada puesta en el cielo, así se encuentran las Cofradías salmantinas este Domingo de Ramos, tras un inicio de Semana Santa marcado por la lluvia y las granizadas que amenaza la salida de las tres procesiones que tendrán lugar este 20 de marzo. Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntan a una probabilidad de lluvias del 90% durante las primeras horas del día, y por ello la procesión de la Borriquilla (12.15 horas, SIB Catedral Nueva) podría quedarse sin procesionar.

 

Por su parte y a partir de las 18 horas la lluvia podría dar un respiro para alegría de las hermandades de Jesús Despojado (18.00 horas, Iglesia de la Purísima) y la de Jesús del Perdón (19.00 horas, RRMM Bernardas).

 

Para el resto de jornadas, aún es pronto para conocer las previsiones que también barruntan lluvia de cara al Lunes Santo (21 de marzo).