Un documento interno del PP de Salamanca desvela la presunta financiación ilegal de la campaña de 1999

Documento interno del PP salmantino con el presupuesto de la campaña de 1999.

Un documento manuscrito por Fernando Rodríguez, teniente de alcalde, revela que el PP salmantino pudo recibir dinero, en 'a' y en 'b', de empresas que tenían contratos con el Ayuntamiento de Salamanca y con el que financió su campaña de 1999, con Alfonso Fernández Mañueco como secretario general del partido.

El PP de Salamanca supuestamente financió de manera irregular su campaña para las elecciones municipales de 1999, con Alfonso Fernández Mañueco, ahora alcalde, como secretario general provincial. Y lo puso por escrito en un documento obra del actual teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Rodríguez, en el que se anotan ingresos de varias empresas como Seragua, Gecocsa, Eulen o el Grupo Curto, acompañados de anotaciones que clasificaban estas aportaciones como 'a' o 'b'. Así lo ha desvelado el diario 'El País' en una información que pone de manifiesto posibles prácticas ilegales en la financiación del partido en Salamanca.(pulse aquí para descargar el documento).

 

Según la edición digital de 'El País', un documento escrito por el actual teniente de alcalde y hombre fuerte de los últimos gobiernos 'populares' en el Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Rodríguez, recoge apuntes de ingresos de cantidades por parte de varias empresas que tenían entonces vinculación con el Ayuntamiento en forma de adjudicación de servicios o de contratos. Algunos de estos ingresos son señalados como 'b' y con ellos el PP salmantino consiguió elevar el presupuesto para las municipales hasta los 27,4 millones de pesetas de entonces, unos 165.000 euros, cuando la cuantía oficial no pasaba de 5,5 millones de pesetas, unos 33.000 euros.

 

Según 'El País', el documento es autógrafo de Fernando Rodríguez, responsable de la acción electoral en el organigrama del PP para aquellas elecciones municipales de 1999, concejal desde 1995 y todavía hombre clave de los populares en el Ayuntamiento. Al frente de la organización del partido estaba entonces el actual alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, secretario provincial del PP de Salamanca desde 1993 y hasta 2001, concejal del Ayuntamiento de Salamanca y presidente de la Diputación provincial ya por entonces. En la actualidad es también secretario regional del PP y presidente del comité de Derechos y Garantías del PP, que se ocupa de los temas de disciplina interna y que ha tratado temas de corrupción recientes como el de las tarjetas 'black' de Caja Madrid. Fernández Mañueco ha mantenido a Rodríguez en su equipo como portavoz del equipo de Gobierno.

 

La información publicada recoge testimonios de la persona clave, Fernando Rodríguez, que admite que las anotaciones pueden referirse "a donaciones al partido". "Ahora ya la legislación se ha puesto evidentemente mucho más estricta, pero por aquel entonces eran mucho más flexibles las cantidades que las empresas podían donar a los partidos en campañas", asegura al diario.

 

El propio Rodríguez explica a 'El País' que "a lo mejor pueden referirse a donativos al partido que en aquel momento estaban permitidos por la legislación". Sin embargo, los donativos por parte de empresas a partidos políticos están prohibidos desde 1987. La ley de financiación de partidos ya prohibía en 1999 los donativos procedentes de empresas que presten servicios o que tengan contratos con la administración. De este modo, el PP salmantino habría incurrido en un delito al aceptarlas.

 

El documento, un "esbozo" del presupuesto como reconoce Fernando Rodríguez a 'El País' y que el diario recoge también en su página web, refleja un apartado de ingresos que contiene anotaciones con los epígrafes 'a' y 'b' junto a los nombres de varias empresas. Entre los ingresos en 'a', pero prohíbidos por ley, se distingue claramente una anotación de Seragua con un número, 2.550.000; Seragua (hoy Aqualia) se hizo un año y medio antes, junto a FCC, con el contrato de la gestión del agua del Ayuntamiento de Salamanca por 18 millones de euros.

 

Y entre las que se identifican con una letra 'b' están las de las empresas Gecocsa (con la cifra 2,5 al lado), una concesionaria habitual de obras tanto entonces como ahora; Eulen (con la cifra 2 al lado), de parques y jardines y hasta hace poco de las piscinas; y Grupo Curto (con la cifra 4,65 al lado), una constructora conocida de la ciudad. También hay otras anotaciones con ETT, Dipu, limpieza dipu o VH y cantidades que no se asignan a ninguna partida u origen.