Un dispositivo formado por 120 personas velará por la seguridad del rally de La Covatilla

Unas 120 personas velarán por la seguridad del rally 'Subida Charra', que tendrá lugar este sábado 12 de septiembre en la carretera de acceso al puerto de La Covatilla.

La prueba cuenta con un colegio de comisarios deportivos que vigilarán las licencias, seguros y otros apartados, así como otro de comisarios técnicos, que se cerciorarán de que se cumplan las medidas de seguridad de los pilotos, el circuito y otros aspectos.

También habrá un equipo de 15 cronometradores en posiciones de salida, intermedios y meta, encargados de organizar los tiempos de los participantes, que saldrán por mangas y de minuto en minuto.

En total, la organización está conformada por un total de 120 personas, con radio-enlaces en las curvas y puntos de salida y meta, entre ellos estarán 22 comisarios de ruta, que con banderas de distintos colores anunciarán el estado de las curvas o avisarán de cualquier posible peligro.

También dispondrá de un equipo de megafonía en salida, así como ambulancias 'SVB' Y 'SVA-UVI MOVIL', bomberos, grúas y protección civil. "En definitiva un competente y completo servicio se asistencia que garantiza el que todo se desenvuelva con la mayor seguridad posible", apuntó la escudería organizadora Charra Ordemots.

La carrera cuenta con un seguro por participante, adaptado a las distintas características de los vehículos, así como el correspondiente a su licencia, que cubre la asistencia sanitaria deportiva.

PERMISOS

La escudería organizadora Charra Ordemots cuenta también con una licencia anual de organizador, expedida por la Real Federación Española de Automovilismo, "pudiendo, a su vez, expedir licencias de concursante", añadió.

Asimismo, la prueba cuenta con "los permisos necesarios" de la Junta de Castilla y León, con el "visto bueno" de la Consejería de Medio Ambiente, Guardia Civil de Tráfico, Dirección General De Trafico, Policía Local y Ayuntamiento de Béjar, entre otros organismos, apuntó Charra Ordemots.

Y también contará con la vigilancia del Grupo 'GIA' de la Guardia Civil, quien se encargará de comprobar la legalidad de los coches de competición, sus fichas de homologación, estado, chasis y otros requisitos, ha añadido.

ANTECEDENTES

La 'Subida Charra' comenzó su andadura en el año 1981, organizada por la Escudería Charra-Jayber, en Candelario (Salamanca), hasta que en 1990 puso punto y final "por motivos de seguridad por el deficiente estado de la carretera", ha recordado Ordemots.

Posteriormente, la iniciativa se retomó en 2004 con los mismos promotores y con el nombre de Escudería Ordemots, ahora Escuderçia Charra Ordemots, pero trasladada a la subida a la estación de esquí de La Covatilla.

Durante estos años han participado en esta prueba "los mejores pilotos de España, tanto en la modalidad de turismos como de monoplazas", pilotos como Andrés Vilariño, José Antonio López Fomobona, Antonio Nogueira, Silvio Fernández, Javier Arias, Juan Jose Abia, Víctor Abraham, Adolfo Posadas, Monchu, Angel Candas, César Tome, Eduardo Noriego o Sergio Díaz.

Los vehículos participantes son turismos y monoplazas que participan en distintas categorías y grupos, con clasificaciones independientes y una 'scracht' de monoplazas y otra de turismos -por cilindradas-.

NOVEDADES

Por primera vez se admitirán licencias Estatales restringidas (ER). Antes, este tipo de licencias, sólo podían participar en carreras regionales de Slalom o exhibiciones, ha apuntado la organización.

Este año se espera la participación de cerca de 40 equipos. Entre ellos asistirá Juan José Castillo, Pedro Morera de Pelegrí, Gonzalo Campo, Juan José Abia de la Torre y Juan Buenaventura Rod Visedo, entre otros.

Para esta ocasión, "el recorrido se muestra en óptimas condiciones, con un asfalto idóneo, habiéndose realizado acondicionamiento de arcenes y cunetas de la curva 10 a la 12", destacó Charra Ordemots.