Un derbi regional con claro sabor pucelano en la historia

ENFRENTAMIENTOS. Valladolid y Salamanca se han medido en dieciocho ocasiones en Zorrilla, con doce victorias locales. POCOS EMPATES. Sólo dos
I. C.

La UD Salamanca y el Real Valladolid han disputado un total de 18 derbis en Zorrilla.

La Segunda división fue la categoría en la que más veces se han encontrado (en nueve ocasiones), aunque ambos equipos se vieron las caras en Valladolid hasta en seis partidos. En Tercera división también se enfrentaron en tres ocasiones los dos equipos castellanos y leoneses. Pero la capital autonómica no le sienta demasiado bien a los unionistas, que sólo han logrado puntuar en seis ocasiones, cuatro de ellas imponiéndose a su rival y sólo dos llevándose un punto de Zorrilla.

A pesar de que la historia no tiene por qué llevar el peso del partido, en los últimos años la estadística se vuelca aún más a favor del conjunto blanquivioleta, que ha ganado en ocho de las diez ocasiones en las que se midieron sobre campo pucelano.

En cuanto a los goles logrados por cada uno de los equipos, los números vuelven a ser arrolladores a favor de los entrenados esta temporada por Antonio Gómez: 44 tantos a favor por 22 logrados por los blanquinegros.

En Salamanca, todo cambia
El marcador más abultado de los vallisoletanos fue un 5-0 en la temporada 1939/40, en un partido disputado en Segunda división.

En un derbi siempre es importante el factor cancha. Los nervios suelen ser aplacados por la hinchada local, que en estos encuentros da el cien por cien desde la grada tanto a favor de su equipo como en contra del rival.

Por esa razón, los números cambian sustancialmente cuando se estudian los choques disputados en el Helmántico. En Salamanca, la Unión ganó 10 de los 18 encuentros disputados contra su gran rival, empató tres y sólo dejó escapar en tres ocasiones todos los puntos. Los tantos logrados por los charros suben hasta los 34, mientras que encajaron sólo 16.

Llama la atención que la victoria más holgada de los charros en su propio feudo fuera nada menos que un 8-1 en Segunda división, en la temporada 1939/40. Curiosamente, el mismo año que el Valladolid había vencido al conjunto charro por 5-0 en el partido de Zorrilla.