Un Decreto obligará a distinguir entre asador, mesón y restaurante-bodega

La normativa, que entrará en vigor antes de final de año, quiere garantizar la calidad en el servicio a través de unos requisitos comunes para todos los establecimientos de restauración y otros específicos para cada tipo de establecimiento.

 

 

La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García ha anunciado que, antes de que finalice 2014, se aprobará un Decreto que regulará los establecimientos de restauración desde el punto de vista de esa estrategia de especialización, algo que contribuirá al desarrollo de un sector tan importante para el turismo de Castilla y León.

 

Alicia García se ha referido a que el nuevo Decreto perseguirá ordenar el sector de la restauración desde unos principios generales basados en la mínima intervención y en la máxima flexibilidad, ya que la gran variedad de establecimientos de bares y restaurantes existentes y el carácter dinámico del sector hacen necesario establecer una regulación de mínimos que no dificulte el desarrollo del sector y su continua innovación.

 

Este Decreto también buscará garantizar la calidad en el servicio a través de unos requisitos comunes para todos los establecimientos de restauración y otros específicos para cada tipo de establecimiento.

 

García ha destacado algunas de las principales novedades que presentará este Decreto, entre las que se encuentra la regulación de figuras especializadas dentro de los establecimientos de restauración como son las de asador, mesón y restaurante-bodega, todo ello en aplicación de la estrategia de especialización turística de Castilla y León también en lo relativo a la oferta.

 

En el ámbito de los establecimientos de bar, el Decreto regulará también la figura de ‘gastrobar’, en atención a la evolución del sector y a las singularidades de la oferta gastronómica y de restauración de la Comunidad.

 

Otras novedades serán la regulación específica de un régimen particular para los establecimientos de restauración ubicados en centros comerciales, el establecimiento de particularidades específicas respecto a establecimientos de restauración ubicados en alojamientos hoteleros y de turismo rural, el nuevo régimen de acceso y ejercicio de la actividad en base a la declaración responsable por parte del titular de la actividad o la incorporación de un régimen de funcionamiento de los establecimientos de restauración.