Un congreso explicará el papel del Duero en la Guerra de 1810

Datos. Con la presencia de expertos de Francia, Reino Unido, Portugal y España, se celebrará del 5 al 8 de octubre en Miróbriga y Almeida. Alcalde. Javier Iglesias otorgó a esta iniciativa de la Junta “cinco estrellas”
Ángel s. peinado

El Bicentenario de la Guerra de la Independencia comienza a tomar forma en Ciudad Rodrigo. Por ello acudió ayer la consejera de Cultura y Turismo, María José Salgueiro, para presentar en el Ayuntamiento el congreso internacional La Guerra de la Independencia en el Valle del Duero: Los Asedios de Ciudad Rodrigo y Almeida, que se celebrará del 5 al 8 de octubre de este año en Miróbriga y en Almeida (Portugal) con la presencia de expertos de Francia, Reino Unido, Portugal y España.

Este congreso científico está dirigido a profesores, investigadores y estudiantes interesados en esta época de la historia de España, y también está abierto al público en general.

El congreso pretende posibilitar una aproximación a la importancia que tuvo el valle del Duero en la historia de Castilla y León y del norte de Portugal durante la Guerra de la Independencia y servir como foro que establezca la magnitud de los acontecimientos vividos. Por ejemplo, el valle fue una de las principales rutas de penetración de las águilas napoleónicas para la conquista de Portugal en 1810 y eje fundamental para la ocupación francesa del resto de la Península. Los expertos evidencian que sirvió de lanzadera para el contraataque del duque de Wellington en 1812 y como escenario determinante en la derrota y salida de los ejércitos napoleónicos. Además, apuntalan su relevancia en numerosas batallas y asedios como el de Ciudad Rodrigo, llave de acceso de la meseta norte a Portugal, o ataques guerrilleros de gran valor, decisivos en el discurrir de la Guerra de la Independencia.

La consejera María José Salgueiro resaltó que la conmemoración de los 200 años de la Guerra de la Independencia se había iniciado ya el 2 de mayo de 2008 con exposiciones, libros y actos oficiales. Dos ejemplos son la exposición La Nación recobrada: La España de 1808 y Castilla y León, auspiciada por la Junta; y la exposición Burgos en el camino de la invasión francesa, 1807-1813, patrocinada por el Ayuntamiento de Burgos y Caja Círculo. Este congreso busca dar una mayor difusión a esta etapa de la historia de España, en el tránsito de la Edad Moderna a la Contemporánea, del Antiguo Régimen a la España constitucional.

Reflexiones
El presidente de la Cámara Municipal de Almeida, Antonio Baptista, destacó que se congratulaba con esta iniciativa, de la que pidió que sirva “para meditar y estrechar la relaciones de los dos pueblos y de las instituciones públicas al margen de quien gobierne en cada momento”.

La profesora Cristiana Borreguero resaltó que los planteamiento del congreso y su desarrollo tendrán un gran repercusión “no sólo en el progreso de la historiográfica de la guerras napoleónicas, sino también en el avance de las relaciones transfronterizas entre España y Portugal”.

A continuación, señaló los pilares del congreso: en primer lugar, el territorio y la estrategia; en segundo lugar, las relaciones diplomáticas y relaciones internacionales; y en tercer lugar, el patrimonio de guerra, la cultural popular y la vida cotidiana de los españoles.

El alcalde, Javier Iglesias, cerró el acto de presentación, otorgando a este congreso “cinco estrellas”, porque Ciudad Rodrigo junto a la ciudad portuguesa de Almeida el centro de atención de la Guerra de la Independencia. Agradeció a la Junta esta iniciativa, que “será una actividad complementaria de las que se realizarán en la ciudad con ocasión del Bicentenario”.

Iglesias resaltó que Ciudad Rodrigo y la Cámara Municipal de Almeida estaban siendo pioneros en la eliminación del efecto frontera que las separaba y sobre todo en iniciativas sin precedentes en esta tierra desde hace muchos años.

Impulso de la Junta
Para el Consistorio, la Cámara municipal de Almeida es un “socio extraordinario para fortalecer los lazos entre ambos lados de la frontera”. Ambas localidades continúan aunando esfuerzos para promocionar el patrimonio, la historia y la razón de ser a ambos lados de La Raya. Esta iniciativa que parte de la Junta vuelve a poner de manifiesto la historia común el legado patrimonial y lo poco que “nos separa ya de esta ciudad lusa”, dijo Iglesias.