Un colectivo de vecinos de Valdelosa denuncia presuntas irregularidades en la extracción del corcho

Critican que los árboles podrían tener nueve años “cuando la ley señala que deben tener diez”

Un colectivo de vecinos de la localidad salmantina de Valdelosa ha denunciado en un comunicado que el Ayuntamiento de la localidad, dirigido por el alcalde del PP, Manuel Prada Sánchez, “puede estar incurriendo estos días en presuntas irregularidades en las tareas de saca de corcho del término municipal”, señala el escrito.

En primer lugar, prosigue el comunicado, “queremos denunciar que el Ayuntamiento está extrayendo el corcho del término municipal sin licencia administrativa, hechos por los que le ha sido abierto Expediente sancionador en materia de montes. El pasado día 8 de agosto los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León se personaron en el municipio para formular denuncia contra el Ayuntamiento de Valdelosa por realización de aprovechamiento forestal sin licencia (labores de descorche)”, destacan los vecinos en el escrito.

En segundo lugar, el colectivo de vecinos afectado señala que es “vox populi en el municipio que este año, ante la necesidad urgente de obtener fondos de las explotaciones de corcho de la zona, se está extrayendo de árboles que no tienen la edad legal para ser intervenidos, con lo que se podría estar incurriendo en un delito ecológico contra el ecosistema de la zona”, denuncian.

En concreto, “se estaría extrayendo corcho de árboles de nueve años, cuando lo preceptivo es la saca a partir, como mínimo, del décimo año desde la última extracción”.

De hecho, sigue el escrito, “en las Resoluciones sobre notificación/solicitud de aprovechamiento en montes privados y patrimoniales que envía a los solicitantes particulares, se incluye un Anexo con Condiciones Especiales que dice lo siguiente: No se sacará corcho en pies con menos de 10 años desde su última saca, ni en días con viento fuerte y seco. La extracción se realizará de tal forma que no se produzcan daños en el árbol”.

El escrito está firmado por el colectivo de vecinos de la localidad defensores de los recursos ambientales.