Un ciclón llamado Avenida atraviesa el Jorge Garbajosa

Perfumerías Avenida ya está donde quería, en una nueva final. En la mente no entraba otra cosa que estar en domingo sobre la pista y para conseguirlo interpretó una semifinal casi perfecta en la que no dio opción a Rivas Ecópolis. 

FICHA DEL PARTIDO

 

74 PERFUMERÍAS AVENIDA (25+15+14+20): Marta Fernández 11, Marija Rezan 16, Marta Xargay 4, Shay Murphy 11, Angelica Robinson 10 -cinco inicial-, Leonor Rodríguez 8, Tamara Abalde 2, Paola Ferrari 0, Mariona Ortiz 0, Vanessa Blé 10, Anna Montañana 0. 

 

47 RIVAS ECÓPOLIS (11+11+11+14): Gaby Ocete 0, Lyndra Weaver 7, Angela Salvadores 8, Lady Comfort 12, Aleksandra Vujovic 8 -cinco inicial- Marta Blanes 5, Ines Ajanovic 7, Carmen Grande 0. 

 

ÁRBITROS: De Lucas y Martínez. Sin eliminadas en el partido. 

 

INCIDENCIAS: Primera semifinal de la Copa de la Reina disputado en el pabellón JOrge Carbajosa de Torrejón de Ardoz.

Un ciclón llamado Perfumerías Avenida pasó en la mañana del 14 de febrero por el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz. Sin miramientos el equipo salmantino firmó su triunfo ante Rivas Ecópolis para plantarse en una nueva final de la Copa de la Reina en una victoria que destacó por su interpretación coral. Ni una sóla jugadora a destacar por encima de las demás porque fue un trabajo excelso en ataque y en defensa. 

 

Perfumerías Avenida se siente a gusto en el vértigo así que desde el segundo uno planteó un partido frenético, jugado a toda velocidad y así resolvió sus primeras acciones de ataque con acierto, jugando tanto por dentro como busando el lanzamiento de media distancia. Conjugar ambos juegos, tal y como repite su técnico constantemente.

 

Pero sin duda fue desde atrás desde comenzó a cimentar su partido el conjunto salmantino. Una defensa asfixiante de la que sólo se conseguía escapar, y con problemas, Lady Comfort para anotar los primeros cuatro puntos de Rivas. Avenida controlaba los aros y dominando el rebote defensivo conseguía salir con velocidad en ataque para encontrar ahí a su mejor arma, Marta Fernández. Apenas transcurridos tres minutos y medio de partido Rivas solicitaba su primer tiempo muerto con 10-4 para la escuadra charra.

 

Tras ese parón pareció serenarse Rivas que anotó cinco puntos de forma consecutiva pero el ciclón Avenida estaba en plena ebullición. Rebote y correr, robo y correr, balón dentro y de nuevo fuera, circulación y canasta. Llegaban los puntos y la renta aumentaba. Una canasta sobre la bocina antes de finalizar el cuarto dejaba la renta a favor de Avenida en 14 puntos.  

 

Xargay aplaude a sus compañeras después de una acción del partido (T. Sánchez)

 

El ritmo había sido muy alto y Miranda dio entrada a la segunda unidad, que mantuvo el tipo aunque con más problemas a la hora de dominar el rebote donde antes Rezan se había impuesto con claridad. Por poner un 'pero' hasta entonces, no se encontraba el acierto desde la línea de 6,75, y desde allí Rivas anotó para dejar la diferencia en diez justo cuando Miranda paraba el partido para reajustar la situación, 29-19. 

 

Fue 'tocar' lo justo las piezas para reaparecer la mejor defensa grupal, aunque con efectivos como Blé demostrando que en lo suyo es incluso mejor de lo que ella se cree. Con un triple de Leonor Rodríguez se alcanzó la máxima, 38-19, a dos minutos del descanso. Las cosas rodaban y había que intentar rematar antes del descanso. Dos puntos de Abalde dejaron el 40-22 con el que los equipos enfilaron hacia el vestuario. 

 

Bajo la batuta de ambas bases funcionó el equipo (Foto: T. Sánchez)

 

Si el primer tiempo había destacado por un inicio con gran acierto anotador, en la segunda mitad a Perfumerías Avenida le costaba calentar la mano. Durante cuatro minutos fue incapaz de anotar y aunque mantenía el nivel atras, desde el tiro libre Rivas recortó ligeramente esa diferencia, 40-26.

 

Rezan fue la encargada de desatascar la situación: Un 2+1, una asistencia para una bonita canasta de Blé y una canasta desde cuatro metros para devolver la ventaja clara a su equipo, 47-30. 

 

Hasta ahí llegó cualquier momento de apuro que se le podría haber planteado al equipo de Alberto Miranda, que continuó con sus rotaciones consiguiendo tener siempre efectivos frescos en la pista. El gran partido de Blé le permitía dar respiros tanto a Rezan como a Robinson que cuando entraban en pista dominaban las alturas y así Avenida corría y volvía situarse por encima de los 20, 54-33, con diez minutos tan sólo por jugarse. 

 

Excelente partido de Blé, en defensa y en ataque (Foto: T. Sánchez)

 

El partido estaba resuelto pero no había que perder sensaciones y se apretaba desde el banquillo a la defensa, se repetían las rotaciones y se movía en ataque hasta encontrar el triple de Leo Rodríguez o los puntos desde el interior. 

 

Una victoria inapelable. Una primera final ganada y ahora el reto de mantener la velocidad de crucero en la segunda. El ciclón quiere seguir activo. 

La defensa de Avenida, en la imagen con Murphy y Robinson, clave
Ver album