Un centenar de manifestantes protesta por los recortes en Educación ante el ministro Wert

Denuncian además que la Policía les haya alejado de la puerta del Palacio de Congresos "por órdenes del Gobierno"

Aproximadamente un centenar de personas ataviadas con sus camisetas verdes de apoyo a la educación pública se ha manifestado esta tarde frente al Palacio de Congresos para protestar contra los recortes en Educación ante el ministro Wert, aprovechando su presencia en Salamanca con motivo de la Cumbre Iberoamericana.

Juan José Vicente, del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza, se lamentaba por el hecho de que la Policía Nacional "por órdenes del Gobierno" no les hubiera dejado acercarse al Palacio de Congresos, colocando una cinta en los jardines de Farina, desde donde han lanzado sus proclamas al paso de los ministros de Educación y Cultura.

Vicente ha asegurado que su intención era la de decirle al ministro Wert "que no se puede hacer lo que el Gobierno hace con los servicios públicos", ya que "no se puede reducir la inversión en Sanidad y Educación, que no se puede reducir el número de profesores sin que eso afecte a la calidad de la enseñanza, que no se puede incrementar el número de horas de trabajo de los profesores sin que eso afecte a la calidad de la enseñanza, que no se puede reducir los servicios de apoyo en los centros incrementando el número de alumnos por aula sin que eso afecte a la calidad de la enseñanza. Eso es lo que queremos decirle al ministro Wert, que en lugar de darle el dinero a los bancos, lo dejen en Sanidad y Educación, que es además algo que nos prometieron que no iban a tocar. Son unos cínicos porque sí lo están tocando", aseguró.

Además, Juan José Vicente ha apuntado que, de todos los recortes que se han llevado a cabo, el que más les preocupa es "la reducción de profesores porque supone una masificación del alumnado, una degradación de la calidad de la enseñanza, una carga extra lectiva para el profesorado, supone que los alumnos que tienen más dificultades no van a tener los apoyos que hasta ahora tenían y supone que un profesor con 36 alumnos en clase no va a atender convenientemente a sus alumnos, lo que va a repercutir en la calidad de la enseñanza".

Asimismo ha anunciado que el próximo día 15 "vamos a Madrid a intentar revertir las cosas".