Un buen sistema financiero para la recuperación

 
Dice el ex ministro de Economía, ex también del FMI y actual presidente de Caja Madrid, con todo lo que estos cargos suponen para avalar su dilatada experiencia y trayectoria, que sólo quedarán veinte cajas de ahorro en España de las 45 actuales cuando se complete el proceso de reestructuración. Añade Rato, y aquí viene lo más relevante, que es fundamental hacer bien los procesos de fusión en esta primera fase para afrontar la segunda y definitiva con garantías de éxito, porque el peligro es no tener crédito cuando la economía empiece a mostrar síntomas de recuperación. Estas afirmaciones que vienen a respaldar el “nos movemos o nos mueven” del presidente Herrera o las recomendaciones del gobernador del Banco de España, avalan el proceso de fusión entre Caja Duero y Caja España, vital y necesario en estos momentos pero con muchos retos y cuestiones por resolver de cara al futuro.No pueden cometerse errores en este camino duro y difícil que no ha hecho más que comenzar para afrontar la carrera final hacia la consolidación en una buena posición de liderazgo. Los deberes que exige la recuperación económica están abiertos en muchos frentes y en todos ellos, desde el mercado laboral, el financiero, las administraciones públicas y hasta los propios trabajadores, es necesario un cambio de mentalidad, otra forma de emprender el camino, un espíritu nuevo donde se prime la competitividad, la formación, la excelencia, la calidad y el manual de las cosas bien realizadas desde los cimientos hasta el crecimiento real y sostenible.