Un ayudante del opositor ruso Udaltsov admite estar financiados por Georgia

Udaltsov fue uno de los principales impulsores de las protestas que se sucedieron a las elecciones presidenciales de marzo de este año
Leonid Razvozzhayev, ayudante del opositor ruso Sergei Udaltsov, ha confesado haber participado en la organización de "desórdenes masivos" junto a su jefe y a otros líderes opositores y ha asegurado que su grupo estaba financiado por el político georgiano Givi Targamadze, ha informado este lunes la Comisión de Investigación.

Udaltsov fue detenido la semana pasada por haber participado en las manifestaciones contra el presidente ruso, Vladimir Putin. Fue liberado con la condición de que permaneciese en Moscú.

Razvozzhayev, junto a Udaltsov y su otro ayudante, Konstantin Lebedev, se enfrentan a una pena de hasta diez años de cárcel. Los cargos se basan en las conclusiones de un documental favorable al Kremlin en el que se acusaba a Udaltsov de haber recibido dinero y órdenes de Targamadze, aliado del presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, para causar disturbios en Rusia.

Razvozzhayev, que se encontraba en busca y captura desde la semana pasada, se ha entregado este lunes a las fuerzas de seguridad rusas, según ha explicado el portavoz de la comisión, Vladimir Markin, que ha indicado que se investigará todo lo que ha dicho el detenido.

Estos casos cuentan con un fuerte componente político, ya que la Comisión, encargada de estas investigaciones, debe informar directamente a Putin. Por su parte, Targamadze ha rechazado las conclusiones del documental tildándolo de "propaganda".

Udaltsov fue uno de los principales impulsores de las protestas que se sucedieron a las elecciones presidenciales de marzo de este año en las que Putin volvió a la Presidencia de Rusia y tras las elecciones legislativas de diciembre, que se saldaron con el triunfo de Rusia Unida, el partido del mandatario.

Desde que Putin asumió el cargo el pasado 7 de mayo, ha firmado varias leyes que aumentan las restricciones contra la presencia de ONG extranjeras en el país, así como las multas para las personas que provoquen disturbios en las manifestaciones.