Un acusado de defraudar 200 millones se dispara en la cabeza para no ser detenido

La policía atribuye a un suicidio mediante un disparo en la cabeza con su propia pistola la muerte de un ciudadano alemán, Dieter Frerichs, a quien agentes de la Unidad de Crimen Organizado y Delincuencia Internacional iban a detener por orden de la Audiencia Nacional en su casa de Cala Nova, en Palma.
Agencias

Fuentes policiales explicaron a EFE que el hombre, de 72 años, huyó de los agentes que se encargaron de su detención, se lanzó al mar frente a su vivienda con un arma que había sacado de una bolsa que portaba y, ya en el agua, se pegó un tiro en la cabeza que le causó la muerte posteriormente en el hospital.

Las mismas fuentes negaron la versión que dio a la página web del diario El Mundo la hijastra del fallecido, la modelo Fiona Ferrer, esposa del empresario Jaime Polanco, quien sostiene que los policías dispararon contra el hombre cuando este trataba de huir.

Arresto anterior
Desde la Jefatura de Palma explicaron que Dieter Frerichs ya había sido detenido el 13 de abril en virtud de una orden internacional como supuesto autor de una estafa de 13 millones de euros, por lo que fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional, que decretó que quedara en libertad con determinadas obligaciones no precisadas.

El pasado 27 de mayo la Audiencia cursó otra orden de detención por el incumplimiento de las condiciones impuestas al ciudadano alemán con residencia en Palma, por lo que hoy unos policías se dirigieron hasta su casa para ejecutar el arresto. Según el relato de éstos, cuando iba a ser conducido a dependencias policiales, en torno a las 11.30 horas, el hombre sacó una pequeña pistola de la bolsa que portaba, se zafó de los agentes y se lanzó al agua desde la zona rocosa que hay frente a su casa.

Una vez en el agua, intentó disparar el arma mojada al aire sin éxito varias veces, y cuando al fin logró efectuar un disparo se puso la pistola en la cabeza y disparó un segundo tiro.

Tras ello, uno de los policías se lanzó al mar a por el herido, que finalmente fue rescatado aún con vida desde una lancha de Salvamento Marítimo.