Un abulense en las inundaciones de Arrecife

Las lluvias dejan carreteras cortadas, viviendas y comercios inundados y numerosas zonas de Arrecife anegadas. El puente de Maneje está cortado desde las 18:00 horas del lunes 26. El Ayuntamiento de Arrecife pedirá al Gobierno de Canarias que el municipio sea declarado zona de emergencia
Las lluvias caídas en la  tarde de este lunes han causado un auténtico desastre en Arrecife, con carreteras cortadas, vehículos bloqueados en medio del un ‘mar’ de agua, gran cantidad de viviendas y comercios inundados y una gran indignación entre los vecinos afectados, muchos de ellos cansados ya de que esta situación se repita cada vez que llueve con cierta intensidad.

La llamada zona del puente de Maneje, una de las zonas más conflictivas de Arrecife, en el cruce con la circunvalación, ha sido, como de costumbre, uno de los sitios más afectados por el agua. El tránsito fue cortado allí sobre las 18:00 horas, y hasta las 20:00 horas no había sido restablecida aún la circulación.

Allí, muchos vehículos quedaron atrapados, en medio de un ‘mar’ de agua corriendo por las calles, lo que obligó a que sus ocupantes tuvieran que ser rescatados por efectivos de los servicios de emergencia, que se han visto desbordados. El agua en algunos de esos coches terminó llegando casi hasta el techo.

Las Cuatro Esquinas, en la zona del Charco de San Ginés, ha sido otro de los epicentros de las inundaciones. Allí, una alcantarilla cedió al paso de un coche, quedando una de sus ruedas atrapada en la misma.

El techo del colegio La Destila se desploma a causa de las fuertes lluvias, y no abrirá este martes las aulas. Es un centro que tiene más de cincuenta años, situado en la capital de Lanzarote.

Además del mencionado sector del puente de Maneje, varias carreteras más han sido cortadas por las inundaciones, como por ejemplo el carril de la carretera que va desde la rotonda del puerto hacia el conocido como cruce de Costa Teguise.

El cabildo ha decretado el estado de prealerta en Lanzarote después de las lluvias de la tarde de ayer.

Luis Alberto Torre Sánchez (Voluntario de Protección Civil Avila)