Un 36% de los conductores fue sancionado por consumir drogas al volante en Santa Marta

En la actualidad, la sanción administrativa por conducir con presencia de drogas en el organismo está castigada con 1.000 euros y la retirada de 6 puntos.

La Policía Local de Santa Marta y la Guardia Civil de Tráfico han llevado a cabo numerosos controles de droga en los últimos días en dicho municipio. Uno de esos controles conjuntos tuvo lugar en la noche del 26 de septiembre en el término municipal de Santa Marta de Tormes, en el marco de la planificación diseñada por la Jefatura Provincial de Tráfico de Salamanca.

 

Con el fin de conocer 'in situ' las características del mismo se desplazaron hasta el punto de ubicación el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Javier Galán Serrano, y el alcalde de Santa Marta de Tormes, Javier Cascante Roy, acompañados por el jefe provincial de Tráfico, Miguel Moreno Sánchez.

 

El objetivo de estos controles es coordinar las actuaciones entre la Guardia Civil de Tráfico, en este caso el Subsector de Tráfico de Salamanca, y los policías locales de los ayuntamientos de la provincia, dada la importante colaboración de éstas en las campañas que periódicamente pone en marcha la Dirección General de Tráfico y las actuaciones que llevan a cabo en las vías de sus municipios.

 

TOLERANCIA CERO REFLEJADA EN LA NUEVA LEY

 

La reciente reforma de la Ley de Seguridad Vial prohíbe la mera presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas aquellas substancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica, siempre que no afecten a las condiciones de utilizar el vehículo conforme a la obligación de diligencia, precaución y no distracción.

 

Por otra parte, el Código Penal establece en su artículo 379.2   la sanción por la conducción bajo la influencia de drogas: pena de prisión de 3 a 6 meses o la multa de 6 a 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir  vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta 4 años.

 

En la actualidad, la sanción administrativa por conducir con presencia de drogas en el organismo está castigada con 1.000 euros y la retirada de 6 puntos.

 

En el caso del alcohol la sanción se mantiene en 500 euros, salvo si la tasa supera el doble de la permitida o si son reincidentes -es decir, aquellos conductores que hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por dar positivo-, supuestos en que la sanción es, también, de 1.000 euros.

 

En España, durante este pasado verano, en las pruebas preventivas  de drogas a conductores realizadas por la DGT -consistentes en una prueba salival mediante un dispositivo autorizado y en un posterior análisis toxicológico-  se ha detectado casi un 50% de casos positivos, siendo cannabis y cocaína las sustancias que encabezan la relación de las más consumidas.

 

En la provincia de Salamanca han sido 144 las pruebas llevadas cabo en lo que va del presente año 2014, de las que 52 arrojaron resultado positivo y, por consiguiente, desembocaron en otras tantas denuncias. En 38 casos se detectó la presencia de cannabis; en 18, de cocaína; en 7, de anfetaminas, y en 3, de metanfetaminas.

 

En el año 2013, según consta en la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, se realizaron análisis toxicológicos a 557 conductores fallecidos en accidente de circulación, presentando 220 (el 43,09%) resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.