Ultima otro maratón

TRES EN SEIS DÍAS. Avenida busca frente a Celta un pleno en el tercer partido que tendrá que disputar en menos de una semana. RETO. El penúltimo escollo para mantener la imbatibilidad en casa en la Liga regular
T. S. H.

El líder sigue exprimiendo la Liga y también sus propias fuerzas porque una vez más esta temporada se encuentra inmerso en un mini maratón de partidos al que tratará de poner hoy fin ante Celta Indepo con similar resultado al obtenido en los duelos precedentes ante Ros Casares y FC Girona. Tres encuentros en apenas seis días que ponen a prueba la fortaleza física y mental del plantel dirigido por Lucas Mondelo. Más que nunca se demuestra que el fondo de armario con el que cuenta la plantilla perfumera es un bien de gran valor y hoy, de nuevo, será importante en la cita ante la escuadra viguesa.

Perfumerías Avenida roza el objetivo de alcanzar el final de la temporada regular en la primera posición y una victoria esta tarde reforzaría esta aspiración además de dejar al equipo salmantino a las puertas de mantener la imbatibilidad de Würzburg.

A excepción de Amaya Gastaminza, que se recupera del esguince de tobillo, el técnico podrá contar con toda su plantilla presta y dispuesta para volver a saltar a la cancha. Ayer trabajaron en doble sesión para preparar el duelo ante un Celta Indepo que llega a Salamanca con poco que perder. La victoria que consiguió el viernes de la semana pasada frente a Extrugasa cortó una racha de resultados negativos y dejó prácticamente asegurada la salvación –se tendría que dar una carambola tremenda para verse de nuevo en peligro–, de manera que las jugadoras de Miguel Méndez llegan liberadas de presión para este duelo. Eso sí, que nadie olvide que los duelos entre la escuadra viguesa y la salmantina han ofrecido más de una sorpresa a lo largo de la historia.

El exterior de Perfumerías Avenida no sólo es más largo y completo sino también físicamente muy superior y habrá que ver la capacidad de oposición que poseen sus dos principales jugadoras interiores, Stakneviciene y Sliskovic, frente al tridente salmantino.