UGT exige la “homologación” laboral en la fusión de las cajas

El imprescindible pacto laboral para sellar la fusión entre Caja Duero y Caja España se encuentra aún muy verde. La Federación de Servicios de UGT, sindicato mayoritario en las dos entidades, ha convocado a sus afiliados a una asamblea informativa que se celebrará a las doce de la mañana del próximo sábado ante la dilación de las conversaciones con la patronal.
J. R.

En un comunicado interno, desde la Federación se insiste en que las cajas “no nos ofrecen ninguna mejora y la necesaria homologación de las mejores condiciones, bautizada ahora como armonización, se nos presenta como imposible”. Un requisito al que no está dispuesta a renunciar UGT, que cuenta con cinco miembros en la mesa del protocolo laboral, que celebró su último encuentro el pasado lunes en Madrid. Entonces, los representantes del sindicato ya avisaron de que resulta inadmisible que la patronal pretenda “condicionar la homologación al cumplimiento del plan de viabilidad”.

El comunicado interno de UGT reitera a sus afiliados que “no estamos dispuestos” a admitir esta propuesta lanzada desde las cajas “porque existen diferencias sociales y salariales muy importantes entre ambos colectivos que, de no regularizarse, producirían agravios comparativos”. Las quejas del sindicato se extienden a la ausencia de “voluntad en la negociación” que detectan en Caja Duero y Caja España. “Hasta tal punto llega su desinterés que, sin concretar su oferta en los asuntos que les conviene, Sagardoy (el intermediador en el proceso) levantó la mesa unilateralmente sin fecha para una nueva reunión cuando nosotros nos comprometimos que esta misma semana (por la pasada) tendrían completa nuestra propuesta de pacto laboral”.

El malestar sindical surge tras más de un mes de encuentros que no han deparado cambios esenciales en las posturas de ambas partes. Así, la Federación de Servicios de UGT considera que las cajas siguen “enrocadas” en los mismos términos iniciales “y sólo pretenden movilidad, prejubilaciones y bajas incentivadas en condiciones precarias”.