UGT, ERC, PSUC y decenas de particulares recuperan sus 'papeles de Salamanca'

Las hijas de Rovira i Virgili, Cambó, Romeva y Pàmies, emocionadas al recuperar el legado de sus padres
La Unión General de Trabajadores (UGT) de Cataluña, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), y el Partit Socialista Unificat de Cataluña (PSUC), además de otras entidades y decenas de particulares han recuperado este lunes los documentos confiscados por las tropas franquistas entre 1938 y 1939, los denominados 'papeles de Salamanca'.

La documentación, que desde hace seis años se custodiaba en el Archivo Nacional de Cataluña (ANC) de Sant Cugat para clasificarla y digitalizarla, se ha devuelto a sus legítimos propietarios en un emotivo acto presidido por el consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, y al que han asistido diversos hijos y nietos de los propietarios.

Después de años de reclamaciones, este lunes se han entregado 85 fondos de particulares, de los cuales 25 son fondos de asociaciones y entidades; 21, de personas físicas, y 39 de partidos y sindicatos, y ahora los propietarios podrán decidir si llevársela con ellos o dejar que la custodie el ANC.

Buena parte del contenido de los fondos documentales son estatutos, carnés de militantes, ficheros, actas de reuniones, boletines y otros documentos, tanto de órganos centrales como de numerosas agrupaciones y comités de toda la geografía catalana.

El momento más emocionante se ha vivido cuando han recibido su caja con parte de los documentos la hijas de Rovira i Virgili, Francesc Cambó, y Pau Romeva, Teresa, Elena y Mercè, respectivamente, así como Elienne Pàmies, ha hija de Josep Pàmies, el único de los propietarios de los documentos que sigue con vida.

Pàmies no ha podido asistir por problemas de salud, pero su hija se ha remitido a un escrito en el que el hacía alusión a la frase del salmantino Miguel de Unamuno: 'Venceréis, pero no convenceréis', en referencia a los que, al no poder encarcelar a las personas, encarcelaron sus documentos.

Mascarell ha manifestado su satisfacción por formar parte de un "acto de afirmación democrática" que recupera la memoria individual y colectiva de Cataluña, y en este sentido ha remarcado que los pueblos que saben mirar hacia el pasado son los que mejor pueden afrontar el futuro.

El secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez, ha recogido la documentación del sindicato, que depositará en el nuevo local de la Rambla Santa Mònica, y en nombre de las entidades expoliadas ha asegurado que a pesar de ser un día "memorable" la alegría no es completa.

Se refería no sólo a que falta una última remesa de documentos por salir de Salamanca, sino también porque hay personas en las cunetas sin identificar y porque no se han anulado los juicios del Franquismo.

El líder de ICV, Joan Herrera, ha recogido la documentación confiscada al PSUC y ha asegurado que la devolución es "el retorno de parte de la historia del país", aunque ha anunciado que la gran mayoría de los legajos se quedarán en el Arxiu Nacional.

Falta la última entrega
El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha lamentado que aunque los agravios a Cataluña se produjeron en pocos meses, la recuperación de los documentos ha tardado demasiado, y ha culpado de ello a la democracia española, que está "poco convencida" de serlo y pone tantas trabas como puede al proceso de restitución, ha criticado.

Al acto también ha asistido el portavoz de la Comissió de la Dignitat --la organización que más ha batallado por el retorno de los 'papeles de Salamanca'--, Josep Cruanyes, que ha destacado la importancia de esta devolución y ha confiado en que el gobierno cumpla su compromiso y entrega los últimos documentos lo antes posible.

Entre los fondos que se han entregado este lunes están, entre otros, los de la Federació Catalana de Societats de Teatre Amateur, el Foment del Treball Nacional de Cataluña, el Centre Autonomista de Dependents de Comerç i de la Indústria (CADCI), la CNT-FAI-JJLL de Catalunya, y la Unió Socialista de Catalunya (USC).